09/03/2011

Demandan la libertad de cinco de sus compañeros presos; fueron secuestrados, afirman

Ejidatarios de Bachajón denuncian amenazas policiacas en un plantón

Los adherentes a la otra campaña efectuaron un bloqueo carretero frente a San José de la Rebeldía

Foto
Aproximadamente 500 mujeres y hombres de la organización Las Abejas se manifestaron frente a la base militar cercana a Acteal, donde demandaron la salida de las fuerzas castrensesFoto Moysés Zúñiga Santiago
Hermann Bellinghausen
Enviado
Periódico La Jornada
Miércoles 9 de marzo de 2011, p. 12

Ejidatarios adherentes a la otra campaña, de San Sebastián Bachajón (Chilón, Chiapas), denunciaron amenazas e intimidaciones de la policía estatal durante un bloqueo carretero este lunes frente a la sede autónoma zapatista de San José en Rebeldía, a unos metros del crucero a Agua Azul. Los campesinos demandan la libertad inmediata de cinco de sus compañeros presos.

Los indígenas interpretaron el sobrevuelo de un helicóptero de la Policía Federal como un ejemplo de que al gobierno le incomoda que estemos demostrando sus verdaderas intenciones: despojarnos de nuestras tierras y los recursos dentro del ejido. Sostienen que el secuestro de los campesinos pretende acabar con nuestras luchas y nuestra organización.

Agregaron que nuestros recursos no están en negociación con ninguna autoridad del mal gobierno. Los abogados Pedro Raúl López Hernández y Marina Patricia Jiménez, miembros del Consejo Estatal de Derechos Humanos (CEDH), llegaron al sitio para notificarnos que los compañeros presos no podían ser entregados. Esto es –dijeron los indígenas– una estrategia del gobierno para cubrir su gran mentirota que ha hecho todo un equipo que nada más vino a husmear, demostrando la capacidad de ser dependencia de derechos inhumanos.

Tras el mencionado organismo de derechos humanos, añadieron, se esconde la verdadera cara del mal gobierno.

Por su parte, las mujeres organizadas, ejidatarias del mismo San Sebastián Bachajón y adherentes de la otra campaña, refieren que participaron en el bloqueo para exigir la liberación inmediata de sus compañeros detenidos injustamente el 3 de febrero y recluidos en el penal de Playas de Catazajá.

Las mujeres tzeltales destacan la intención del gobierno de intimidarnos con sus policías y ejércitos. Y relatan que vino la represión cuando 12 camiones de la policía preventiva se instalaron en el crucero de Agua Clara (a 10 kilómetros del lugar de la protesta), y los agentes intentaron utilizar el teléfono de un compañero base de apoyo zapatista, amenazándolo violentamente con la fuerza pública, luego de que éste les impidió ingresar en su vivienda.

En el contexto de su día internacional, las mujeres de San Sebastián se manifestaron este martes por la defensa de sus tierras y territorios y por la paz, y prosiguieron las protestas para exigir la autodeterminación como mujeres indígenas que somos.

El mismo día lunes, a las 3 de la tarde, mujeres del Consejo Regional Autónomo de la Zona Costa se trasladaban a San Cristóbal de las Casas para participar en una asamblea; en la entrada de dicha ciudad se encontraron con un retén de la Policía Federal, donde fueron retenidas y llevadas a las instalaciones del destacamento por más de dos horas.

Su vehículo fue objeto de una revisión exhaustiva, con el pretexto de verificar cualquier delito, tráfico de drogas, trata de personas o reporte de robo.

Hay que mencionar que con ellas viajaba el abogado Nataniel Hernández, director del Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, y que se trataba del vehículo en el que fueron detenidos este abogado y sus compañeros el 22 de febrero.

El puesto de control fue retirado inmediatamente después de la acción policiaca, y tampoco es un retén habitual.

El Consejo denunció hostigamiento a sus comunidades La Central, El Fortín, Joaquín Amaro y Gustavo López. Ahí han llegado vehículos sin placas con individuos de aspecto policial, preguntando por compañeros, incluso con fotos de ellos. Los agentes van de casa en casa, intimidando a los pobladores y haciendo rondas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario