08/01/2017

México en crisis.

La crisis crónica de México hoy se ha exacerbado, vivimos un momento histórico, la sociedad se ha organizado de forma espontánea en contra del PRI gobierno.


El gasolinazo fue la gota que derramo el vaso, hoy se inicia la crítica a los desaparecidos, feminicidios, la entrega de nuestros recursos a las corporaciones internacionales, como la bancarrota de Pemex.


No hay salida, la renuncia de Peña Nieto esta sobre la mesa,  sin embargo, la crisis es más profunda, hoy en día las contradicciones de clase obligan al pueblo de México a plantearse qué tipo de gobierno quiere, qué democracia ,qué instituciones.


Los industriales y la derecha llaman a la intervención de las fuerzas armadas para reprimir, con el pretexto de frenar los saqueos.


La derecha tiene miedo, y no es para menos, no se había visto una movilización del pueblo mexicano de estas dimensiones en los últimos 30 años, una movilización que a través del rechazo al  incremento al precio de la gasolina, ponga al descubierto la corrupción del gobierno, su incapacidad, y su bancarrota.


El rechazo al gasolinazo es el rechazo al gobierno de Peña Nieto, a la privatización, a sus reformas de salud, educativa, energética etc.


Es una denuncia en contra de la violencia del estado, de los desaparecidos, del feminicidio, del robo y entreguismo de este gobierno.


Por eso el no al gasolinazo va ligado a exigir la renuncia de Peña Nieto.


Es poco probable que el gobierno tenga la capacidad para frenar esta movilización, así que la derecha ya llama a la represión.


Hoy más que nunca tenemos que unirnos en una coordinadora para dar respuesta a la represión del gobierno o evitarla de manera efectiva.


Un programa que nos permita definir tareas.


El rechazo al gobierno es claro, el rechazo a sus reformas y exigir la renuncia de Peña Nieto.


Queremos reformas pero no las de Peña Nieto, necesitamos una reforma educativa que corresponda a la formación de todos los mexicanos, con una educación de calidad y gratuita, no su privatización.


Necesitamos una reforma de salud para beneficio del pueblo donde podamos reducir la mortalidad infantil, la mortalidad materna, con programas de  prevención.


Queremos una reforma agraria donde se estimule el crecimiento del campo, su producción es fuente de libertad e independencia, una reforma agraria que responda a las necesidades del campesinado y al pueblo.


Necesitamos la soberanía sobre el petróleo y la energía y no su entreguismo.


Fuera Peña Nieto

Por un México libre y soberano

No a las reformas de Peña Nieto no al narco gobierno


Dr. Rolando Ruiz Cepeda

Profesor asociado

Medicina reproductiva

Macmaster Univeristy

 

 

 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario