22/01/2014

Urgen alimentos para desplazados de la Montaña por la tormenta Manuel


La situación de los campamentos, deplorable, afirma párroco


Carolina Gómez Mena
 Periódico La Jornada
Miércoles 22 de enero de 2014, p. 10

Cientos de familias de la Montaña de Guerrero afectadas por los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel aún sufren hambre, sed y frío, afirmó Melitón Santillán, párroco de Malinaltepec, quien precisó que la Cruzada Nacional contra el Hambre, aunque se ha hecho presente en los campamentos de damnificados, no lo ha hecho con la periodicidad ni el apoyo adecuados, y sostuvo que en esa zona se requiere con urgencia maíz, frijol y arroz.

El clérigo hizo un llamado al gobierno a no olvidarse de la Montaña, pues aunque ya pasaron cuatro meses de los estragos causados por el huracán y la tormenta, muchas familias siguen damnificadas, sin expectativas de ser reubicadas en viviendas definitivas y de comenzar a sembrar tierras, como lo hacían antes de las afectaciones climatológicas.

Indicó que así como están las cosas llegarán las lluvias de junio y los refugiados seguirán en los campamentos del Tepeyac, donde viven 145 familias, Filo de Acatepec (34), Unión de las Peras (105), Moyotepec (300), La Lucerna (150), San Juan de las Nieves (150) y El Paraíso Anexo de Moyotepec (30).

Agregó que la situación de los refugiados es deplorable, debido a que no cuentan con ningún servicio sanitario ni agua potable, las viviendas son improvisadas, construidas con troncos y plásticos, y en el mejor de los casos con láminas de cartón o aluminio que el gobierno u organizaciones de la sociedad civil han enviado a los campamentos y que no son adecuados para afrontar las bajas temperaturas y menos para las lluvias.

Santillán indicó que como parte de la Cruzada Nacional contra el Hambre en ocasiones han llegado alimentos, pero algunos son del tipo denominado comida chatarra.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario