22/01/2014

Legítimo, el surgimiento de autodefensas, sostiene Sicilia


Es la respuesta ante la ineficiencia del gobierno, afirma

Presentan informe sobre cómo llegan armas a México desde EU


Fernando Camacho Servín 
Periódico La Jornada
Miércoles 22 de enero de 2014, p. 8

El surgimiento de grupos de autodefensa en el país es un mal necesario y una opción absolutamente legítima ante la ineficiencia de las autoridades para brindar paz y seguridad a la población, afirmó Javier Sicilia, líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

Al participar en la presentación del informe #No+armas-#Nomoreguns –en el cual se detalla la forma en que llegan armas de fuego de Estados Unidos a México, prácticamente sin ningún control–, Sicilia lamentó la terrible paradoja de que aunque la existencia de estos artefactos genera más inseguridad, se han convertido en alternativa necesaria para muchos ciudadanos.

Si hubiese control de armas no tendríamos una población en autodefensa. Pero si no lo están haciendo (las autoridades), ¿qué podemos hacer? Ni modo, es un mal necesario, la gente tiene que defenderse, lamentó.
Agregó que el recurso de los grupos de autodefensa es absolutamente legítimo. Estoy en contra de las armas, pero estoy mucho más en contra de la indefensión. No se puede tolerar que en nombre de un gobierno que no ha cumplido su razón de ser, que es dar paz y seguridad a los ciudadanos, la gente tenga que padecer que le maten a sus hijos, le secuestren a sus hijas, las violen y las descuarticen.

Sicilia recalcó: Estoy de acuerdo en que la gente se arme para defenderse. Ni modo. Mientras no se limiten las armas, la población tiene que defenderse, por desgracia. O controlamos las armas y el Estado vuelve a recuperar su condición de garante de la paz y la justicia, o el único camino que le dejarán a la gente es la resistencia armada.

En la presentación del informe –elaborado con base en filtraciones de la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés)– se da a conocer una base de datos donde constan 2 mil 921 armas de 79 tipos distintos que ingresaron a México desde aquel país entre 2006 y 2010, muchas de las cuales sirvieron para cometer ilícitos.

Según el estudio, unas 60 mil armas entran mensualmente al país –a un ritmo de 2 mil diarias–, provenientes en su mayoría de las más de 9 mil armerías que hay en la frontera sur de Estados Unidos y las cientos de exposiciones y ferias que se organizan todo el año, en las cuales se puede adquirir arsenal prácticamente sin ningún requisisto.

La mitad de ellas (50.33 por ciento) fueron adquiridas en el estado de Texas, un tercio en Arizona (29.17) y dos de cada cinco fueron decomisadas después en Sonora y Tamaulipas.

El estudio señala que en 40.5 por ciento de los casos las armas fueron decomisadas por posesión ilegal y en 14 por ciento parece haberse demostrado el uso de la misma en un homicidio.

El informe señala que el tiempo transcurrido entre la compra y el decomiso del arma fue de más de un año, en promedio.

Además, la mayoría de las personas a las que les retiraron las armas eran jóvenes de entre 20 y 34 años; el 14.6 por ciento de los delitos que se cometieron con las armas descritas en la base de datos fueron homicidios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario