25/07/2015

Exigen liberar a 34 nahuas en Jalisco; les imputan daños, secuestro y despojo



Juan Carlos Flores
Corresponsal
Periódico La JornadaSábado 25 de julio de 2015, p. 25
Colima, Col.

Ejidatarios de Ayotitlán, municipio de Cuautitlán de García Barragán, Jalisco, protestaron en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de Colima (PGJE) para exigir la liberación de 34 indígenas nahuas detenidos el miércoles acusados de despojo, secuestro y daño a propiedad estatal.

La tarde de ese día, autoridades del gobierno colimense detuvieron a los ejidatarios por irrumpir y paralizar labores de la minera Peña Colorada ubicada en el municipio de Minatitilán.

Unas 300 personas se presentaron en las instalaciones de la empresa en reclamo de un pago de regalías por la renta de mil 200 hectáreas del ejido Ayotitlán, del municipio de Cuautitlán de García Barragán, Jalisco.

Los detenidos fueron acusados de despojo, privación ilegal de la libertad y daños a propiedad ajena y enfrentan penas hasta de 40 años de prisión.

Los indígenas ingresaron a ver a los detenidos pero no quisieron dar una declaración a los medios, hasta que llegara su abogado, el cual no se presentó.

A su vez, Roberto Chapula de la Mora, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos informó que se levantó una queja de oficio por los hechos ocurridos en Peña Colorada, e iniciarán una investigación para deslindar responsabilidades.

De la Mora destacó que la protesta social es válida, pero se debe ejercer sin afectar a terceros; sin embargo, está no fue una rebelión indígena, hay brotes en todo el país; por ejemplo, en Ostula están queriendo recuperar sus costumbres y sus riquezas naturales y hay que respetar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario