12/01/2012

Cobertura insuficente y desigualdad en acceso, mayores retos en educación



Viven 7 millones de indígenas en nivel agudo de pobreza: Coneval

Angélica Enciso L.
Periódico La Jornada
Jueves 12 de enero de 2012, p. 41

Cobertura insuficiente y desigualdad en el acceso a la educación media superior y superior son los principales retos de la enseñanza, cuya responsabilidad principal es del gobierno, señala el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Alrededor de 7 millones de mexicanos son indígenas, y son ellos quienes concentran los indicadores más agudos de pobreza y marginación, así como los índices más desfavorables de desarrollo humano, señala el organismo en el Informe de evaluación de la política social 2011.

Advierte que discapacidad, vulnerabilidad, desigualdad y pobreza tienen consecuencias negativas en las posibilidades de las personas para aprovechar las oportunidades educativas en las mismas condiciones que el resto de la población.

Refiere que la cobertura insuficiente de la enseñanza puede entenderse por la incidencia de factores asociados a la oferta y la demanda. La oferta de unidades educativas y programas es responsabilidad principalmente del gobierno. La demanda depende de la decisión que toman los jóvenes y sus familias respecto de continuar con sus estudios.

La determinación en los hogares –explica– obedece a sus condiciones socioeconómicas, sus aspiraciones y necesidades personales, escolaridad y habilidades acumuladas y de la expectativa de retorno de la educación (la que, a su vez, depende de la calidad de los programas, planteles y profesores).

La falta de cobertura tiene consecuencias en la desigualdad, el acceso y la permanencia en la escuela. Esto puede observarse mediante la relación positiva entre educación y niveles de ingreso, así como en la disparidad existente entre las regiones del país.

La desigualdad geográfica en los niveles medio superior y superior también es relevante, ya que en el periodo 2009-2010, la cobertura de bachillerato en el Distrito Federal fue de 90 por ciento, mientras en Quintana Roo fue de 44.

En los estados con mejor nivel de vida, las tasas de absorción de la licenciatura universitaria se ubican por arriba de 80 por ciento, mientras en los más pobres apenas llega a ser entre 40 y 50.

Advierte que si se toma en cuenta que la educación se financia principalmente con recursos públicos, puede concluirse no solamente falta de equidad en el acceso, sino también subsidios que podrían considerarse regresivos.

Otro reto es la calidad de la enseñanza, ya que no hay un indicador que mida este rubro, a diferencia del nivel básico, y es así que el gobierno federal ha optado por hacerlo básicamente con indicadores indirectos, como los registros o las acreditaciones.

En cuanto a la población indígena, menciona que la medición de pobreza 2010 reportó que 79 por ciento de ellos se encuentran en situación de pobreza y 40 por ciento viven en pobreza extrema. Destaca que este sector enfrenta más carencias que la población en general; 64 por ciento no goza al menos de tres derechos sociales esenciales frente a 24 por ciento de población no indígena que tiene esas mismas carencias. Estas carencias pueden ser de acceso a la alimentación, educación, salud, seguridad social, vivienda y servicios en la vivienda. Precisa que apenas 4 por ciento de la población indígena no tiene ninguna carencia en comparación con 26.5 por ciento del resto de la población.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario