01/10/2014

Omite México atropellos contra comunidades indígenas

 Mujeres líderes critican doble discurso en cumbre de la ONU

Indígenas mexicanas denunciaron que durante la Primera Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas –que celebró la ONU el 22 y 23 de septiembre en Nueva York–, el Estado mexicano mantuvo un doble discurso al hablar de avances y omitir información sobre los atropellos contra las comunidades originarias.



Las líderes indígenas Martha Sánchez, Felícitas Martínez, Guadalupe Martínez y Bettina Cruz aseguraron que no es verdad el dicho de Enrique Peña Nieto, quien afirmó que el gobierno mexicano “respalda a los pueblos originarios para que alcancen un verdadero desarrollo incluyente, que mejore su ingreso y calidad de vida, sin perder su identidad cultural ni comprometer el patrimonio natural del país”.

En conferencia de prensa hoy en esta capital, las indígenas, quienes participaron en la cumbre, dijeron que la delegación mexicana, encabezada por el titular del Ejecutivo, presentó información que dista de la realidad de los pueblos autóctonos, ya que en México se criminaliza, hostiga y encarcela a las y los indígenas que se oponen a megaproyectos o exigen sus derechos.

Ante ello recalcaron que México tiene un doble discurso porque mientras en la conferencia Peña Nieto presumió su compromiso con las comunidades originarias, líderes indígenas que luchan por la tierra y en defensa de sus territorios son encarcelados.

Martha Sánchez Néstor, coordinadora de la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México y encargada de Proyectos de Mujeres Indígenas del Instituto Simone de Beauvoir, observó que la conferencia mundial fue un logro de las indígenas tras intensos cabildeos, pero lamentó que el gobierno mexicano no garantizara una participación plural.

Destacó que hay decenas de casos de criminalización, persecución y hostigamiento contra mujeres y hombres indígenas que no fueron enumerados, por ello aseguró que es necesario que las mujeres sigan participando en espacios como Naciones Unidas para que puedan llevar sus demandas y problemáticas.

Felícitas Martínez, quien fuera parte de la Coordinadora Regional de la Policía Comunitaria de la Costa Chica y Montaña de Guerrero, relató que ejemplo de las violaciones a los derechos de las personas indígenas es el encarcelamiento de policías comunitarios, entre ellos Néstora Salgado, quien sigue encarcelada en el estado de Nayarit acusada de secuestro y delincuencia organizada.

Bettina Cruz, integrante de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT), abundó que en algunas regiones de México las empresas eólicas invaden las comunidades con el apoyo de las autoridades y el argumento de que generan energías renovables.

Asimismo destacó que quienes se oponen a esos proyectos son criminalizados. Cruz es acusada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de delitos “contra el consumo y la riqueza nacional y privación ilegal de la libertad”, y está en espera de la decisión del Juez Sexto de Distrito de Salina Cruz, Oaxaca, que emitirá la sentencia que definirá su situación legal.

Además, las activistas acusaron que las indígenas no tuvieron el apoyo de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), e incluso precisaron que la titular de la dependencia, Nuvia Mayorga, junto con la Secretaría de Relaciones Exteriores, canceló un foro mundial que se organizaría en México previo a la Conferencia de la ONU.

Asimismo relataron que las mujeres tuvieron que sortear obstáculos financieros y de idioma para poder participar; no obstante, las líderes aseguraron que ahora el gobierno mexicano debe acatar los lineamientos acordados en el encuentro.

En el documento final, firmado por México, se compromete a los países a adoptar, en consulta y cooperación con los pueblos indígenas, medidas apropiadas a nivel nacional, incluidas medidas legislativas, administrativas y de política, para alcanzar los fines de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, entre otros acuerdos.

Guadalupe Martínez, integrante de la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México, resaltó que si bien este acuerdo internacional es un avance, hubo pendientes porque en la declaración final no se mencionaron compromisos para evitar la militarización de las comunidades indígenas, y no se abundó en los derechos sexuales y reproductivos de las indígenas.

Es por ello que las mujeres coincidieron en que es necesario que el gobierno mexicano implemente los acuerdos adoptados.


CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | México, DF.-  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario