22/04/2014

Exigen a Moreno Valle frenar persecución contra opositores a gasoducto


PUEBLA, Pue. (apro).- Estudiantes y maestros de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) marcharon por calles de esta capital para exigir al gobierno de Rafael Moreno Valle que cese el hostigamiento y persecución contra el investigador y académico Ricardo Pérez Avilés y otros opositores al Proyecto Integral Morelos.

En un mitin frente al auditorio José María Morelos y Pavón de la Facultad de Derecho, los alumnos del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ISCH) y de las facultades de Sociología y Economía denunciaron que incluso estudiantes cuyas tesis versan sobre el impacto del gasoducto en la zona del volcán Popocatépetl han sido objeto de intimidaciones y amenazas.

René Trujillo demandó al gobierno estatal que otorgue garantías a los estudiantes universitarios y a los académicos que hacen investigaciones sobre el Proyecto Integral Morelos, para que se realicen de acuerdo a conocimientos académicos y rigor científico, y no bajo presiones.

Según Trujillo, han recibido “sugerencias” para que en las conclusiones de sus trabajos favorezcan al proyecto gubernamental y se abstengan de hacer críticas sobre los efectos socio-ambientales que podría generar en las comunidades.

En un manifiesto leído en el mitin, los docentes y estudiantes condenaron la persecución que sufren campesinos, ambientalistas, activistas y universitarios por oponerse o cuestionar las obras que impulsan los gobiernos estatal y federal.

El Proyecto Integral Morelos comprende la construcción de dos termoeléctricas en la población de Huexca, en Morelos, que requieren de un acueducto de 12 kilómetros que procede de Cuautla, así como de un gasoducto que va desde Tlaxcala, pasa por Puebla y llega hasta Morelos.

El proyecto es rechazado por activistas ambientales y habitantes de la región afectada, debido a que distintas agrupaciones académicas como la UNAM, además del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), han advertido sobre el riesgo de construir dos termoeléctricas y un gasoducto en la zona de peligro del volcán Popocatépetl.

Los estudiantes también reprobaron las presuntas “intimidaciones” de las que ha sido víctima Ricardo Pérez Avilés, cuya familia fue amenazada el pasado viernes 11 por un grupo de hombres vestidos de campesinos, quienes portaban armas de fuego, para que el académico deje de manifestar sus opiniones en contra del gasoducto Morelos.

Pérez Avilés es asesor del Frente de Pueblos en Defensa del Agua y de la Tierra (FPDAT), donde se agrupan las comunidades de Tlaxcala, Puebla y Morelos que se oponen al proyecto.

Antes de la marcha, funcionarios de la BUAP intentaron disuadir a los estudiantes para que desistieran de aquella y les propusieron acudir directamente a la sede gubernamental para entablar un diálogo con las autoridades estatales, pero aquellos insistieron en realizar la caminata en la que gritaron consignas contra del gobierno y en apoyo al académico.

Al llegar a Casa Aguayo, una comisión de ocho estudiantes y maestros ingresaron a las oficinas de la Secretaría General de Gobierno, donde se estableció una mesa de diálogo y expusieron sus demandas.

En tanto, la BUAP emitió un boletín para informar que “abrió una línea de comunicación” con las autoridades del gobierno del estado para darle seguimiento al caso de Ricardo Pérez Avilés, investigador del Instituto de Ciencias.

“(La BUAP) solicitó que se brinde todo el apoyo posible para que la autoridad respectiva agilice los trámites legales pertinentes; al mismo tiempo pidió que se proteja la integridad del doctor Pérez Avilés y su familia”, precisa el comunicado.

Añade:

“La universidad está interesada en que se aclaren estos hechos y se establezcan las responsabilidades correspondientes en un ambiente de respeto a la ley. El secretario general de Gobierno ha mostrado total disposición para atender la solicitud y aclarar los hechos a la brevedad posible”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario