12/03/2014

Indígenas de Zacualpan denuncian que grupo minero los amenaza de muerte


Pretende instalar un yacimento a cielo abierto en 100 hectáreas

Rosa Rojas
 Periódico La Jornada
Miércoles 12 de marzo de 2014, p. 15

Particulares con el apoyo de la delegada de la Procuraduría Agraria en Colima, María Elena Díaz, y en contubernio con el ahora ex presidente de Bienes Comunales, Carlos Guzmán Teodoro, pretenden que se instale una mina de oro a cielo abierto en 100 hectáreas de la comunidad indígena nahua de Zacualpan, municipio de Comala, Colima, lo que afectaría a los propios comuneros, que en cuatro asambleas han rechazado su instalación, así como el abastecimiento de agua a unas 300 mil personas de las ciudades de Colima y Villa de Álvarez, denunció la organización no gubernamental Bios Iguana AC.

En la denuncia, a nombre de la organización y de comuneros de Zacualpan, dirigida a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, se solicitan medidas cautelares para salvaguardar la integridad física y la vida de 14 integrantes de Bios Iguana y 76 nahuas miembros del Consejo Indígena por la Defensa del Territorio de Zacualpan, amenazados por gente de Guzmán Teodoro.

En el documento se asienta que la funcionaria de la Procuraduría Agraria, para amedrentar a los opositores a la mina, ha solicitado la presencia de la fuerza pública, tanto del Ejército como de policías municipales y federales, haciendo acusaciones infundadas contra comuneros y personal de Bios Iguana, tales como que tienen sembradíos y que han llevado a personas de Michoacán, Chihuahua y Puebla. Se subraya que Carlos Guzmán Teodoro y Faustino Velázquez, declararon por su parte que Bios Iguana está armando autodefensas.

Se menciona que en contubernio con el dueño de la empresa minera, Rigoberto Verduzco Rodríguez, el ex presidente de Bienes Comunales pretendía la autorización de la comunidad ofreciendo a algunos comuneros 17 mil pesos a cada uno para que firmaran y a quienes no querían firmar los amenazaban, y que la citada delegada de la Procuraduría Agraria, sabiendo que Guzmán Teodoro no llevaba a cabo las actas de asamblea, ni las registraba, hizo caso omiso de las peticiones de los comuneros en el sentido de que elaborara las actas, así como su inscripción en el Registro Agrario Nacional.

En la denuncia se detallan ataques a la libertad personal y daños ocasionados a nuestras personas, a nuestras familias, como Bios Iguana y a nuestro pueblo indígena ancestral nahua propietario y usufructuario de la riqueza de la comunidad de Zacualpan, daños y ataques que consideramos delictivos y violatorios de nuestras derechos humanos como mexicanos y como indígenas mexicanos y de los derechos humanos consagrados a favor de los miembros de las comunidades indígenas, tanto en la Constitución Mexicana como en tratados internacionales firmados por México.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario