23/06/2011

La agresión de la Orcao, por disputa de tierras: caracol de Morelia

Denuncian secuestro y tortura de dos zapatistas en Ocosingo

Mientras Sabines echaba bendición mentirosa, ellos los golpeaban

Hermann Bellinghausen
Enviado
Periódico La Jornada
Jueves 23 de junio de 2011, p. 20

Ocosingo, Chis., 22 de junio. La junta de buen gobierno (JBG) del caracol de Morelia denunció agresiones e intentos de expulsión y despojo contra bases de apoyo del EZLN por miembros de la Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo (Orcao), quienes mantienen secuestrados y torturados a dos zapatistas en el ejido Patria Nueva.

Desde hace años, dice la junta, estas personas repiten sus provocaciones por problemas de tierra que a fuerzas nos quieren despojar lo que recuperamos después de enero de 1994.

Los nuevos hechos empezaron el pasado día 10 en la comunidad Mártires, municipio autónomo Lucio Cabañas, cuando gente de Orcao que vive en el ejido Patwitz (Chilón) llegó a casa de Antonio Pérez López a presionarlo para que abandone el EZLN y se pase a la Orcao. Lo interrogaron –señala la JBG– con un tono de amenaza y con una actitud para verlo rendido; por la respuesta negativa de él, empezaron a cumplir lo que tenían planeado.

Destrozo de cosechas

Cortaron el chilar y la milpa de Pérez López y lo consumieron. Cosecharon una hectárea de café del trabajo colectivo. Para el día 11, “los destrozos continuaron, cortaron alambres de púas y ‘se midieron’ el terreno para cada uno de Orcao; prácticamente nos estaban insinuando que la intención es expulsarnos”.

El día 15 volvieron para trabajar el terreno que supuestamente les tocó; llevaban machete, azadón y bombas para fumigar y contaminar nuestras tierras. Además, robaron el agua de la familia que vive en el lugar, sumergiendo la cubeta en el pozo; de esa manera fueron envenenando el agua, y se llevaron dos rollos de alambre.

El día 17 desalambraron el cerco y los postes y los convirtieron en leña, y se perdió una vaca. El día 20, las bases zapatistas se organizaron para sacar otros postes y rehacer el cerco para el potrero. Los de Patwitz bloquearon el camino que comunica a dicho terreno. “Nuestros compañeros se dieron la vuelta para entrar en otro lado, y enterándose los ‘orcaos’ se fueron hacia donde estábamos trabajando”, añade la JBG.

Buscaron palos para golpear a los compañeros, mientras otros se dirigieron hacia su casa para destruirla. Antes de incendiarla, la saquearon y quemaron las mochilas de los que trabajaban ahí. Dos zapatistas, identificados como Pablo y Alberto, fueron capturados y conducidos a Patwitz, atados de la mano los subieron al carro y los fueron golpeando.

Cristóbal López Gómez (El Sadam) y los representantes locales de Orcao convocaron a una reunión para discutir qué van a hacer con la casa grande donde hacen reunión nuestros compañeros de la región Primero de Enero, y qué van a hacer con los dos detenidos. El 21, juntaron a unas 125 personas de distintas comunidades para llevar a los detenidos al ejido Patria Nueva, cerca de Ocosingo. Mientras los trasladaban, siguieron golpeándolos. Dice la JBG que, hasta ahora, siguen amenazando con quemar vivos a los compañeros y destruir la casa donde hacemos reunión.

La junta zapatista señala que los agresores son encabezados por López Gómez (de Patria Nueva) y los líderes de Orcao en Sibak’já y El Sacrificio La Esperanza. Antes no creíamos que son paramilitares, ahora, con sus hechos, ya quedamos más claros.

La JBG denunció también agresiones y robos de miembros de Orcao en Abasolo contra el nuevo poblado zapatista de San Diego. Las autoridades rebeldes señalan por último que el 20 de junio, mientras Juan Sabines estuvo echando bendición mentirosa a sus obras de engaño en los municipios oficiales de Sitalá, Pantelhó y Altamirano, se vio como el buen samaritano regalando mochilas a personas manipuladas y unos billetes para tranquilizarlos. Estos ataques económicos e ideológicos contra nuestros pueblos ocurrieron mientras sus cómplices de Orcao, en la misma fecha y día, golpearon a los compañeros por nuestras resistencias y por trabajar y defender nuestras tierras.

Por su parte, el dirigente de Orcao, Antonio Juárez Cruz, admitió que militantes de su organización retuvieron este lunes a dos zapatistas en Patwitz, por la presunta disputa de 32 hectáreas. Dijo que el problema comenzó cuando unos 100 zapatistas se apoderaron del predio San Antonio Chivaljá, adquirido por Orcao mediante un fideicomiso con el gobierno.

Comunicado completo de la JBG.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario