29/06/2011

No contempla diferencias por género para mujeres que viven en pareja o sufre violencia



Incompleto, el plan estratégico nacional contra el VIH, concluye investigación

La normatividad debe exigir practicar la prueba a todas las embarazadas, señala ONG

Ariane Díaz
Periódico La Jornada
Miércoles 29 de junio de 2011, p. 43

Un análisis del Plan Estratégico Nacional en materia de VIH en México, realizado por la organización Balance, Promoción para el Desarrollo y Juventud y la Universidad de Columbia Británica, en Canadá, determinó que es incompleto, toda vez que no contempla estrategias diferenciadas por género para mujeres de poblaciones claves, como son quienes viven en pareja o las que sufren violencia de género.

Eugenia López, coordinadora general de Balance, dijo a La Jornada que el vencimiento de este plan nacional, el próximo año, es una muy buena oportunidad para replantearlo y atender específicamente a mujeres y niñas vulnerables de acuerdo con las recomendaciones de la Organización de Naciones Unidas derivadas de la más reciente reunión de alto nivel en la materia.

La integración de la salud sexual y reproductiva dentro del plan estratégico y la práctica de las clínicas del VIH se reduce a la promoción del condón masculino y apoyos limitados para que las mujeres afectadas puedan ejercer su derecho a decidir o no ser madres, dice el estudio.

La investigación revela que es común que la planificación familiar no sea parte integral de la atención en VIH, lo cual provoca embarazos no planeados, así como embarazos de riesgo por consumo de Efavirenz, un antirretroviral que puede causar malformaciones congénitas.

Otros vacíos importantes son la falta de diagnóstico y tratamiento de infecciones de transmisión sexual y la realización sistemática del Papanicolau a mujeres con VIH. Actualmente, por cada cuatro hombres infectados con el virus, hay una mujer en esa condición, y la principal vía de infección en ellas es el contacto sexual.

Para subsanar esas lagunas es imprescindible incluir la oferta rutinaria de la prueba a toda mujer embarazada en la normatividad nacional y los reglamentos internos de las instituciones de salud, e implementar sanciones administrativas a los proveedores de estos servicios y funcionarios públicos que no cumplan con ese deber.

Otras medidas son promover la protección dual (condón más otro método anticonceptivo) en mujeres con VIH, consejería sobre embarazo seguro y esquemas de antiretrovirales adecuados, así como ampliar el acceso a la reproducción asistida y adopción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario