14/06/2010

Reporte “La infancia cuenta” en San Cristóbal de las Casas

Se disparó 300 por ciento el trabajo infantil en 10 años

Por Patricia Chandomí, corresponsal

San Cristóbal de las Casas, Chis. 14 jun 10 (CIMAC).- En 10 años el trabajo infantil en la ciudad de San Cristóbal de las Casas ha aumentado en un 300 por ciento, de acuerdo al conteo “La Infancia Cuenta”, que realiza desde el año 2000, la organización civil Melel Xojobal.

En el año 2000 había en esta ciudad, conocida como la capital cultural de Chiapas, 624 niños y niñas trabajadores, en este 2010 se contabilizaron 2 mil 481 niñas y niños trabajadores.

De éstos, mil 486 son trabajadores y 995 acompañan a su familia o hermanos mientras estos trabajan. El 86 por ciento de estas niñas y niños son indígenas y tienen una edad que va de entre los 10 a los 17 años, los niños acompañantes tienen de 1 a 6 años, 49 por ciento son niñas y el resto son niños.

La mayoría trabaja en negocios formales (39 por ciento) el comercio informal, puestos fijos (36 por ciento), como vendedores ambulantes (21 por ciento) y un porcentaje del 3 por ciento pide dinero, o recoge basura, o son meseros.

En México de acuerdo con datos oficiales publicados por el fondo de Naciones Unidas para la Infancia UNICEF (por sus siglas en inglés) hay 3 millones 647 mil 67 niñas y niños de entre 5 y 17 años trabajando, de un total de 29 millones 203 mil 394 niñas y niños en este rango de edad. Esto significa que 12.5 por ciento de la población infantil de cinco a 17 años (es decir, uno de cada ocho) está trabajando.

Del total de trabajadores infantiles del país, la mayoría (69 por ciento) tiene entre 14 y 17 años de edad; pero 1.1 millones (es decir, 31 por ciento) tienen entre cinco y 13 años, lo que significa que no han cumplido la edad mínima para trabajar que señala la Constitución y la Ley Federal del Trabajo para la incorporación a las actividades laborales.

En México, el 32 por ciento de la mano de obra indígena, sobrevive directa o complementariamente, con el trabajo de la infancia entre los 6 y los 14 años de edad, según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La mayor parte del trabajo realizado por la infancia y la adolescencia indígenas en los diferentes países de América Latina y El Caribe, se lleva a cabo en el ámbito rural y en actividades agrícolas.

Según UNICEF, el 70 por ciento del trabajo infantil en América se desarrolla en ese sector. Hay incluso estudios que señalan que una de cada 5 niñas y niños menores de 10 años trabaja.

Cuestiona ONG llamado de UNICEF en contra del trabajo infantil

Se desconoce la realidad de niñas y niños trabajadores

Por Patricia Chandomí, corresponsal

Tuxtla Gtz, Chis. 14 jun 10 (CIMAC).- En el día internacional contra el trabajo infantil en México, la organización Melel Xojobal consideró que la propuesta de “erradicar el trabajo infantil” resulta no solo inviable sino que además denota un profundo desconocimiento de la realidad de las niñas y niños trabajadores, y sus familias.

Hablar de la “erradicación del trabajo infantil”, sin considerar las causas estructurales que lo originan, es negar la condición de sujetos sociales activos de todas las niñas y niños que con su trabajo contribuyen al mejoramiento de su calidad de vida, la de su familia y su comunidad, consideró el equipo de Melel.

La organización reaccionó así al comunicado del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en el que se hace un llamado a erradicar el trabajo infantil.

Para esta organización tanto "erradicación del trabajo infantil" como “peores formas de trabajo infantil” son términos que no diferencian entre condiciones aceptables de trabajo y formas de explotación. Aquellas actividades calificadas como “peores formas de trabajo infantil” son en realidad explotación y por lo tanto violaciones flagrantes a los derechos de niñas y niños.

“A diez años de hablar de las “peores formas” y “erradicación del trabajo infantil” no se han logrado avances sustanciales, por el contrario, el uso de estos términos ha generado confusión sobre el fenómeno social, dificultando el conocimiento y regulación legal de las actividades laborales que niñas y niños realizan” precisó el equipo de Melel, durante un debate público para hablar sobre el tema en la ciudad de San Cristóbal de las Casas.

“Promover la erradicación del trabajo de las niñas y niños, y negar la posibilidad de un marco legal que los proteja es invisibilizarlos y perpetuar las condiciones de explotación en las que muchas de ellas y ellos se encuentran. De no reconocerse el derecho de las niñas y niños a trabajar en condiciones justas y dignas, no podrán materializarse los instrumentos legales para su protección” expresó la organización civil.

El paradigma actual de proteccionismo mediante la erradicación del trabajo infantil debe transformarse en uno que reconozca a las niñas y niños trabajadores como sujetos sociales que participan activamente en la transformación de su realidad manifestó Melel.

Para ello, sugirió el diseño y ejecución de un paquete de políticas públicas integrales, así como la asignación de recursos suficientes para revertir la exclusión que viven niñas y niños trabajadores, superando el asistencialismo y las acciones paliativas que hasta ahora han resultado infructuosas.

Así también hizo hincapié en la urgente creación de un marco legal que asegure condiciones de trabajo justas y dignas para las niñas y niños y en la participación activa de las niñas y niños trabajadores en la toma de decisiones relacionadas con iniciativas y programas de atención dirigidos a ellas y ellos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario