06/06/2011

Se les ha perdido ya la confianza, les argumentan los mandos superiores

Continúan en Gobernación los despidos de personal que denuncia hostigamiento

Señalan que nos dedicamos a atacar las instituciones, afirma uno de los empleados cesados

Fabiola Martínez
Periódico La Jornada
Lunes 6 de junio de 2011, p. 16

En la Secretaría de Gobernación (SG) continúan los despidos de quienes solicitan aumento salarial y denuncian una política de hostigamiento, intolerancia y prepotencia de los mandos superiores de la dependencia que encabeza José Francisco Blake Mora.

Los afectados tienen buenas hojas de servicios y frecuentemente han estado en la primera línea de negociación en los conflictos sociales.

Tu despido es por órdenes superiores y es irreversible, sentenció el titular de la Unidad para la Atención a Organizaciones Sociales, Francisco Yáñez Centeno, a Maximino Sesmas Gómez, subdirector de área, con 22 años de antigüedad laboral, y quien ha sido enviado a asuntos con alto grado de peligro, como el conflicto con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), en 2006.

En entrevista, relata la forma en que fue notificado: “El licenciado Yáñez repitió que era por órdenes superiores, ¡por andar atacando a las instituciones! Nadie mejor que él sabe que soy un empleado leal. Que recuerde cómo nos detuvieron los de la APPO cuando estuvimos cuatro meses allá atendiendo la ‘mesa de incidencias’, y nos tocó una balacera en el kiosco por tratar de liberar a un detenido, o cuando estuvimos a punto de ser secuestrados por intentar negociar la apertura de escuelas. Él, desde el resguardo en su habitación de hotel, en Oaxaca, nos pidió que aguantáramos.

“Esa vez la libramos, al igual que cuando estábamos con los campesinos de Atenco en un momento grave, ante 50 órdenes de aprehensión. Hemos arriesgado la vida en cumplimiento de nuestra responsabilidad.

Sinceramente yo ya no encuentro diferencias entre el actuar rijoso de los mandos de la secretaría y el que pueden mostrar los grupos sociales; ahora nos encontramos con unos jefes de recursos humanos que se transforman en tribunal del santo oficio: no permiten ni siquiera una entrega de documentos y recurren a seis guardias para sacar al despedido, manifestó.

Sesmas emprendió hace tres años, junto con otros 14 funcionarios de nivel medio, adscritos a la subsecretaría de Gobierno, una solicitud de homologación salarial. Recorrieron, uno a uno, todos los escalones del entramado administrativo con la petición única de buscar alternativas para mejorar sus ingresos.

No hallaron respuesta, ante lo cual elevaron su petición hasta el presidente Felipe Calderón. Precisamente su jefe de área les prometió que estudiarían el caso siempre y cuando evitaran difundir en la prensa su inconformidad.

Confiaron una vez más en los acuerdos verbales y, varios meses después, no sólo seguían siendo ignorados sino que además comenzó el hostigamiento –denunciado por ellos y por otros empleados– de la coordinadora administrativa de la subsecretaría, a cargo de Juan Marcos Gutiérrez.

De acuerdo con personal de la referida subsecretaría que también ha sido relevada con formas similares se asume como inamovible y presume su amistad con el presidente Calderón.

El temor a esta funcionaria se evidencia entre sus subalternos, por lo cual se niegan a manifestar su inconformidad. Por ejemplo, en un nuevo intento por encontrar alternativas para mejorar los ingresos del llamado personal de Enlace de la SG ha iniciado una ronda de encuentros con los enviados de la Oficialía Mayor. A estas reuniones acuden trabajadores de todas las áreas, excepto de la coordinación administrativa de referencia.

La respuesta a lo que inició como una serie de peticiones por escrito y más tarde con denuncias públicas son invariablemente los despidos, lo mismo en la subsecretaría de Gobierno que en la de Asuntos Jurídicos, entre otras, con el argumento de que se les ha perdido la confianza.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario