07/07/2010

Aberrante fallo en huelga de gasolinera


Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Miércoles 7 de julio de 2010, p. 15

A más de 100 días del inicio de la huelga en la estación de servicio de combustible Belem, ubicada en avenida Tlalpan, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje resolvió una aberración jurídica para apoyar a la patronal de esta gasolinera, ya que aun cuando los trabajadores tienen un amparo provisional para poder llevar a cabo este paro, la autoridad permitió que aquellos que quisieran volver a trabajar lo hicieran, en tanto se resuelve el recurso interpuesto.

Esta resolución fue cumplida ayer, de tal forma que en la gasolinera los huelguistas se mantuvieron en paro mientras otros trabajadores que quisieron regresar a laborar lo pudieron hacer.

El Sindicato de Trabajadores de Casas Comerciales, Oficinas y Expendios, Similares y Conexos del Distrito Federal (Stracc) informó lo anterior y sostuvo que en esta gasolinera hay un conflicto laboral grave desde hace muchos años, el cual motivó el emplazamiento a huelga, ya que según denunciaron los trabajadores, algunos con más de 10 años laborando en esta empresa, no a todos se les pagan salarios –la mayoría sólo reciben propinas–; tampoco cuentan con prestaciones y no se les respetan sus derechos sindicales.

Paro declarado inexistente

Sin embargo, cuando emplazaron a huelga, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje la declaró inexistente. Los trabajadores promovieron un amparo, que no ha sido resuelto, y ahora el tribunal segundo de circuito en materia laboral permitió que algunos despachadores regresaran a trabajar.

Para este sindicato, la maniobra es legaloide; es una total y aberrante violación a los derechos de los trabajadores, ya que incluso la junta nuevamente emitió una resolución, en evidente connivencia con el patrón, mediante la cual lo autoriza prácticamente a romper la huelga.

Así, ayer llegaron los actuarios, y de manera llana solamente preguntaron a los trabajadores quién quiere trabajar. Algunos dijeron que sí, por lo que los huelguistas y representantes de otras organizaciones sindicales les gritaron esquiroles.

Refirió el sindicato que la huelga fue estallada a pesar de la presencia de más de 100 golpeadores contratados por el patrón, quienes los agredieron para impedirles ese derecho, y que al no lograrlo, ahora por medio de la autoridad laboral del Distrito Federal lo realizarán.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario