14/07/2010

Uno de los denunciantes fue despedido, con el argumento de que puede ser removido libremente

Desoyen reclamos de empleados de la Secretaría de Gobernación sobre maltrato

Responsabilizan del hostigamiento a la coordinadora administrativa de la Subsecretaría de Gobierno

Fabiola Martínez
Periódico La Jornada
Miércoles 14 de julio de 2010, p. 14

Hace dos meses un grupo de trabajadores de la Secretaría de Gobernación (SG) alertó que el maltrato y abuso de poder iban en aumento, debido a la conducta de algunos funcionarios de la dependencia.

Como derivación de lo anterior, uno de los denunciantes fue despedido, con el argumento de que, por el nivel que desempeñaba, puede ser removido libremente.

El afectado, Gregorio Gallegos Terrazas, jefe del departamento de Servicios Generales, dependiente de la Subsecretaría de Gobierno, envió cartas a diversas áreas gubernamentales para aclarar que él no es personal de libre designación y remoción, sino un trabajador que durante poco más de 11 años ha realizado labores ejecutivas fijas.

Las misivas fueron enviadas tanto al presidente Felipe Calderón como al subsecretario de Gobierno de la SG, Roberto Gil, así como al titular de la dependencia, Fernando Gómez Mont, y a la Secretaría de la Función Pública, entre otros.

Tras una semana del envío, no ha recibido respuesta alguna, pese a que las cartas las hizo con base en el artículo octavo constitucional, relativo al derecho de petición y la obligada respuesta por escrito a la misma.

La única reacción de la Secretaría de Gobernación ha sido ordenar al personal de vigilancia de las oficinas centrales, ubicadas en Bucareli, que se le impida la entrada a Gallegos Terrazas.

El afectado, quien ayer presentó demanda por despido injustificado ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, señaló que tras la denuncia pública del clima de hostigamiento laboral en la Subsecretaría de Gobierno, así como en otras áreas de la dependencia, fue congelado. Ha estado enviando memorandos para dar cuenta de la suspensión de órdenes de trabajo y cualquier otra actividad anteriormente encomendada bajo su responsabilidad, especialmente para dotar de materiales y equipo a los funcionarios de las áreas de gobierno.

La jefa del área administrativa, a quien los quejosos adjudican la discriminación laboral, salarial y de maltrato, es Corina del Valle Ríos, coordinadora administrativa de la Subsecretaría de Gobierno, quien –aseguran los entrevistados– se siente inamovible del cargo porque presume que es amiga de Calderón, con quien colaboró desde el equipo de transición.

Al momento de ser relegado, Gallegos Terrazas informó de la situación a la oficina del subsecretario; sin embargo, de ahí sólo le respondieron que a quien correspondía resolver el particular era a Del Valle, funcionaria a quien adjudican conductas de abuso de poder y la misma –afirman– que emitió las órdenes que derivaron en el cese de este jefe de departamento.

Este tipo de denuncias, incluidas las prácticas de discriminación salarial y corrupción en la subsecretaría referida, se hicieron públicas desde julio del año pasado, sin que hasta el momento se conozca algún avance o reparación del daño hacia los empleados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario