09/07/2010

Alberto Patishtán lleva confinado y esposado seis meses en un hospital público

Profesor tzotzil exige al gobernador regresar a su celda en San Cristóbal

Hermann Bellinghausen
Enviado
Periódico La Jornada
Viernes 9 de julio de 2010, p. 18

San Cristóbal de las Casas, Chis. 8 de julio. Alberto Patishtán Gómez, respetado profesor tzotzil, pronto cumplirá diez años preso, acusado de un crimen masivo en el municipio El Bosque, en el que nunca se probó su posible participación. De manera inverosímil, fue culpado de una emboscada a policías. Ello permitió al gobierno de Roberto Albores Guillén dar carpetazo a un asunto muy grave, no resuelto y ya olvidado.

Adherente de la otra campaña, y fundador en 2006 del movimiento de presos la Voz del Amate, que logró la liberación de casi todos sus miembros en 2008, tras una prolongada y exitosa huelga de hambre, actualmente lleva seis meses confinado en el hospital público Vida Mejor, de Tuxtla Gutiérrez, en condiciones de preso y con frecuencia esposado, por un problema de salud que lejos de mejorar ha empeorado.

Patishtán envió esta semana una carta al gobernador Juan Sabines exigiendo que por lo menos lo regresen a su celda en el penal de San Cristóbal, e insiste en su inmediata libertad:

Decir la verdad y defender el derecho del prójimo y de todo reclamo social, en México y sus estados, sigue siendo un delito, mientras que las autoridades institucionales se hacen y deshacen de las leyes para su beneficio propio y gozan de libertad. Sin embargo, los analfabetas, los carentes, los monolingües de la lengua indígena siguen siendo las víctimas de sobrepoblar las cárceles de México y sus entidades por causa de toda injusticia, y después de todo sentenciarlos por muchos años, obligados a cumplir (condenas) de un lugar a otro, arbitrariamente.

La organización de ex presos políticos y familiares Voces Inocentes ha denunciado que el gobierno de Juan Sabines Guerrero: tiene como rehén político a Patishtán Gómez. A pesar de haber demostrado su inocencia jurídicamente en las revisiones de expedientes que se hicieron, no se ha logrado la libertad que merece, declaró en enero pasado. El propio gobernador lo visitó en el hospital donde se encuentra hace algunas semanas.


Niños tzotziles juegan sobre el techo de la tumba donde están enterrados los 43 indígenas que fueron asesinados por paramilitares en la comunidad de Acteal, en Chiapas, en 1997Foto Víctor Camacho

En su misiva, el profesor expresa: “Pido, insisto y exhorto al gobernador mi retorno al penal. A la vez exijo mi libertad inmediata de esta gran injusticia. Por último hago la invitación a todas las organizaciones y adherentes de la otra campaña a estar pendientes del caso y seguir exigiendo la libertad y justicia para todos los presos políticos del país”.

Por su parte, Voces Inocentes ha acusado al gobierno de lavarse las manos al justificar el incumplimento de su compromiso con la liberación del profesor diciendo que es un delito federal y no le compete resolver. Ello demuestra que es un gobierno de poca capacidad y voluntad política.

El Servicio Internacional para la Paz (Sipaz) refirió en un informe sobre el caso que Patishtán fue detenido el 19 de junio de 2000, acusado de emboscada, portación de armas y homicidio calificado de policías estatales en su municipio de origen.

Aquella acusación obedeció a una venganza política del gobierno municipal de El Bosque, priísta como él mismo entonces, que aprovechó para usarlo como chivo expiatorio. Arbitrariamente se le atribuyó una emboscada criminal en un camino contra integrantes de la policía estatal, sin tener Patishtán móvil alguno ni haber estado presente en el lugar de los hechos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario