15/07/2010

Empieza la comisión indagatoria sobre agresión a trabajadores de Tv Azteca y Radio Voz

Garantías para la labor de periodistas en Tamaulipas, exige la CNDH al Ejército

La Sedena ofrece castigar a militares que atacaron a reporteros que cubrían una movilización policiaca

Jesús Aranda
Periódico La Jornada
Jueves 15 de julio de 2010, p. 16

Mientras la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reprobó ayer la agresión cometida por un grupo de soldados contra de tres reporteros que cubrían una movilización policiaca –el pasado martes en Nuevo Laredo, Tamaulipas–, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó que empezará la integración de la queja e investigará el caso.

Asimismo, dijo que solicitó al Ejército aplicar medidas cautelares para proteger a los agraviados para garantizar el libre ejercicio de la labor periodística en esa entidad, sin limitación alguna.

Abisaíd Rubio y Ricardo Ramírez, corresponsal y camarógrafo de Televisión Azteca, respectivamente, y Antonio Neftalí Gómez, de Radio Voz, fueron golpeados y amenazados con armas de fuego. A este último le apuntaron con un arma a la cabeza y sus equipos de trabajo resultaron dañados, informó la CNDH en un comunicado.

Señaló que, frente a estos hechos, dará seguimiento a las investigaciones ministeriales por la denuncia que los afectados presentaron en la agencia del Ministerio Público Federal. Subrayó “una vez más que no hay justificación alguna para que con el pretexto de los operativos contra la delincuencia organizada se agreda a periodistas y se atente contra el derecho a la libertad de expresión”.

Por su parte, la Sedena explicó que la Procuraduría Militar empezó las investigaciones correspondientes para sancionar a los soldados que resulten responsables. Hasta el momento aún trabaja en la identificación de los elementos que tomaron parte en la agresión.

En un comunicado, afirmó que “reprueba la conducta presentada por personal militar contra los periodistas que cubrían la agresión armada de que fue objeto personal castrense en Nuevo Laredo.

Este hecho será investigado con el fin de determinar la responsabilidad del personal participante y aplicar las leyes y reglamentos militares, señaló la Defensa Nacional, al tiempo que ratificó su compromiso de actuar apegado a un marco de derecho.

La agresión contra las periodistas ocurrió en el lugar en que momentos antes habían muerto tres presuntos delincuentes, donde fueron decomisadas cuatro armas largas, 990 cartuchos, 36 cargadores y un vehículo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario