18/07/2010

Insiste en crear grupo especial que atienda a víctimas de plagios

Obispo Vera relaciona a autoridades del INM con secuestro de migrantes

Asegura que los funcionarios están vinculados con bandas criminales

Carolina Gómez Mena
Periódico La Jornada
Domingo 18 de julio de 2010, p. 13

Mientras prevalezcan la impunidad y la asociación de funcionarios migratorios con bandas del crimen organizado, el secuestro de migrantes que transitan por el territorio nacional no disminuirá, ni las retenciones en las casas de seguridad dejarán de ser cada vez más violentas, señaló Raúl Vera López, obispo de Saltillo, Coahuila, y fundador de la casa Belén Posada del Migrante en dicho estado.

Los migrantes son secuestrados a granel, los llevan a casas de seguridad, los mutilan, abusan sexualmente de ellos, los golpean diariamente y a algunos los matan a palos o los descuartizan, y todo esto el gobierno lo sabe y no hace nada, criticó.

El prelado destacó que los agentes de pastoral que resguardan a los migrantes que han logrado huir de sus captores han constatado que con demasiada frecuencia policías y funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM) son cómplices de las bandas criminales.

Afirmó que incluso han corroborado que trabajadores de algunas oficinas estatales del INM hacen intercambio de migrantes con los criminales, cuando éstos han comprobado que a quienes tienen secuestrados no cuentan con familiares que les puedan pagar rescate.

En este contexto aseguró que la política migratoria nacional es una ficción y agregó que situaciones como el allanamiento realizado por presuntos agentes policiacos en el albergue que en Lechería tiene la Pastoral de la Movilidad Humana forman parte de una estrategia para amedrentar y frenar la denuncia que hacen las organizaciones civiles acerca de estos abusos, pero consideró que por sobre todo es una forma de proveer de víctimas a las bandas de secuestradores.

Lo que está por encima es la ambición de hacer dinero, les quieren dar material a los secuestradores comentó.

Agentes pastorales que trabajan con migrantes han coincidido en que incluso los presuntos operativos de verificación migratoria, en su mayor parte no son más que redadas para captar migrantes y hacer negocio con ellos, al entregárselos a plagiarios, los que posteriormente extorsionan a sus familias.

Por ello han insistido en la necesidad de crear un grupo especial que atienda a los migrantes víctimas de secuestros, que incluya protección, acceso a la justicia y una reparación del daño eficaz e integral.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario