26/07/2010

El indicador de pobreza subió 6.8% en el último trimestre de 2009, dice

Coneval: 50% de mexicanos no pueden adquirir la canasta básica

Angélica Enciso L.
Periódico La Jornada
Lunes 26 de julio de 2010, p. 13

En el último trimestre de 2009 creció 6.8 por ciento –3.2 millones de personas–, en comparación con 2008, la población que carecía de recursos suficientes para adquirir la canasta alimentaria básica con su ingreso laboral, revela el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Refiere que en 2008 había 48.8 millones de mexicanos –45.8 por ciento– con algún grado de inseguridad alimentaria. Si se parte de estas cifras, con el aumento de 6.8 por ciento de la población que no podía adquirir la canasta alimentaria, en 2009 había 52 millones en esa situación.

El Coneval precisó que en el primer trimestre de este año hubo una baja de 2.7 por ciento, lo que significa que, con base en los datos de inseguridad alimentaria, 50 por ciento de la población no alcanza a adquirir la canasta básica.

A principios de año en las zonas rurales la canasta básica costaba 697.36 por persona al mes, y en las urbanas 985.61 pesos.

Los datos que el Coneval acaba de presentar se basan en el Indicador de la tendencia laboral de la pobreza, que trimestralmente muestra información de la cantidad de personas que no pueden adquirir la canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo. El informe reveló que entre el cuarto trimestre de 2008 y el cuarto trimestre de 2009 se dio un incremento de 6.8 por ciento de personas sin ingresos laborales suficientes para comprar la canasta alimentaria.

El indicador muestra que el efecto de la crisis fue mucho más severo en las áreas urbanas y en las entidades que más contacto directo tienen con los mercados internacionales. Explica que la reducción de 2.7 por ciento a principios de este año en la tendencia laboral de la pobreza se dio posiblemente por la recuperación relativa del empleo y porque el precio de los alimentos no creció al ritmo de los meses previos.

Por su parte el Observatorio de Política Social y Derechos Humanos consideró que los salarios son una aproximación al nivel de precariedad del empleo, pues si bien en la antesala de la crisis económica, a finales de 2007, 32 por ciento de los trabajadores recibía hasta dos salarios mínimos, en 2009 la cifra creció a 36 por ciento.

Ceesp: 50 millones de pobres

Aun sin los efectos de la crisis económica el número de pobres en el país rondaría 50 millones, lo que evidencia el poco éxito de las políticas públicas aplicadas por el gobierno federal para combatir ese flagelo, aseguró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp).

Agregó que la pobreza en el país y la baja calidad en el empleo estimulan significativamente el crecimiento de la economía informal y la emigración indocumentada de personas (sobre todo hacia Estados Unidos) en busca de mejores oportunidades.

En su análisis semanal, el organismo sostuvo que en esas circunstancias no es fácil estimular el mercado interno debido a que éste depende de la fortaleza en la capacidad de consumo de la población, por lo que es necesario realizar ajustes estructurales.

Recordó que según el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, la crisis económica ocasionó el ingreso de seis millones de personas a la pobreza, aunque refirió que para la Cepal esa cifra habría sido más alta si no se hubieran aplicado medidas anticíclicas

Con información de Juan C. Miranda

No hay comentarios.:

Publicar un comentario