07/07/2010



Incapacidad de la política migratoria mexicana se traduce en la "crisis humanitaria" del  secuestro a personas migrantes centroamericanas en tránsito por México

  • Organizaciones firmantes presentan su Sexto Informe sobre la Situación de los Derechos Humanos de las Personas Migrantes en Tránsito por México.

  • A un año de denunciar y hacer pública la "tragedia humanitaria" del secuestro a migrantes, el Instituto Nacional de Migración continúa sin promover el diseño y la ejecución de una política migratoria integral con enfoque de derechos humanos, seguridad humana y desarrollo.


Comunicado de prensa presentado por la Casa del Migrante de Saltillo, Frontera con Justicia, A.C. y Humanidad sin Fronteras.


La Casa del Migrante de Saltillo ha recibido, en sus ocho años de atención humanitaria, a más de cuarenta mil personas migrantes centroamericanas. Cada día continúan llegando hasta este espacio mujeres, hombres, niñas, niños y adolescentes aún más necesitados de protección ante la deshumanización de la que han sido víctimas en el camino.

Desde hace seis años, a través de la publicación de Informes anuales, nos hemos dado a la tarea de denunciar las violaciones a los derechos humanos y agresiones que las personas migrantes sufren en su tránsito por México a manos de particulares y autoridades municipales, estatales y federales. A un año de hacer pública la tragedia humanitaria del secuestro sistemático que sufren las personas migrantes en territorio mexicano, presentamos nuestro Sexto Informe que demuestra que la política actual del Estado mexicano, enfocada en la gestión de movimientos migratorios, no protege, respeta ni garantiza los derechos humanos de las personas migrantes que transitan en situación irregular. De hecho, esta política de control y contención coloca a los hombres y mujeres que vienen expulsados de Centroamérica en una situación de mayor vulnerabilidad, pues tiene como consecuencia la comisión de innumerables violaciones a los derechos humanos y agresiones, entre las que destaca el secuestro de más de 18 mil personas tan solo el año pasado.

De esta forma, analizamos las respuestas que el Instituto Nacional de Migración ha generado para combatir el delito del secuestro a migrantes, entre las que destacan los operativos de verificación migratoria y la detención en las estaciones migratorias, acciones que se llevan acabo sin respaldo jurídico y fuera de los estándares de derecho internacional de los derechos humanos.
Asimismo, criticamos las acciones aisladas de rescate a migrantes secuestrados, pues no responden a un programa de defensa integral de las personas migrantes. Por otra parte, cuestionamos la funcionalidad de la Forma Migratoria Humanitaria, de los Oficiales de Protección a la Infancia y de los mecanismos de repatriación y atención a niños, niñas y adolescentes que, en su mayoría, han sido víctimas de secuestro. Esto en razón de la poca efectividad que han mostrado tales acciones en la prevención, investigación, sanción y reparación del daño ocasionado por el plagio de personas migrantes.

Por ello, desde la Casa del Migrante de Saltillo a través de nuestro Sexto Informe:


1. Denunciamos la corrupción generalizada que existe dentro del Instituto Nacional de Migración, la colusión de algunos de sus miembros con integrantes del crimen organizado y su complicidad en los actos de secuestro a migrantes.

2. Exigimos que en la ciudad de Saltillo y otros puntos vitales del trayecto de migrantes,  no se realicen más operativos de verificación migratoria en las vías del ferrocarril, pues son del todo ilegales y ponen en serio riesgo la vida, la salud y la integridad de las personas migrantes.

3. Demandamos una política migratoria integral, que no implique un reforzamiento del control migratorio y que, más bien, termine con la existencia de los centros de detención a migrantes, pues la migración irregular es una falta administrativa y no implica sanción penal.

4. Insistimos en la urgencia de que el INAMI promueva un programa interinstitucional de atención a migrantes víctimas de secuestro, que incluya protección, acceso a la justicia y una reparación del daño eficaz e integral.

5. Exigimos que los gobiernos y consulados de Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua presten atención al sufrimiento de sus compatriotas y demanden con fuerza y dignidad el cese al secuestro violento y sistemático del que más de dieciocho mil personas centroamericanas han sido víctimas.

6. Exhortamos a la Secretaría de Gobernación a extender la invitación conducente a Felipe González, Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Relator Especial de Trabajadores Migratorios y Miembros de sus Familias, para que realice una visita in loco a México, dada la gravísima situación en la que se realiza el tránsito de migrantes por territorio nacional.

7. Reiteramos que desde hace ocho años luchamos cada día a favor de las víctimas; que como centro de acogida y de defensa de los derechos humanos, buscamos cubrir las necesidades y el restablecimiento de la dignidad humana que actores gubernamentales y particulares han arrebatado a la población centroamericana, tanto en sus países de origen como en el tránsito por México; y que, por la convivencia cotidiana con el sufrimiento, seguiremos denunciando la responsabilidad del Estado mexicano en las graves violaciones a sus derechos fundamentales, hasta que logremos una política migratoria justa y acorde a las necesidades de las víctimas.


Esta recopilación también puede ser consultada en:
http://centroprodh.org.mx/sididh2008/

Liliana Zaragoza Cano.
Área de Comunicación y Análisis.


Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez A.C.
Teléfono: (55) 5543 8217, 5566 7854 ext. 116
Correo electrónico: informacion@centroprodh.org.mx
Página web: www.centroprodh.org.mx

No hay comentarios.:

Publicar un comentario