07/07/2010

Los primeros indicios de la investigación apuntan hacia caciques

Demandan justicia por el asesinato de dirigente de UNORCA en los Altos

Matilde Pérez y Elio Henríquez
Reportera y corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 7 de julio de 2010, p. 16

San Cristóbal de las Casas, Chis., 6 de julio. La dirigencia de la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas (UNORCA) pidió la intervención del gobernador Juan Sabines Guerrero para que el asesinato del líder de esa agrupación en los Altos de Chiapas, Francisco Girón Luna, no quede impune, y subrayó que ese crimen evidencia la brutalidad con que siguen dirimiéndose las diferencias en amplias zonas del país.

En una misiva al gobernador Sabines Guerrero, la UNORCA exige también que sean transformadas las condiciones sociales de atraso social en la región donde fue victimado Girón Luna, y demanda castigo conforme a la ley para los autores materiales e intelectuales de esa acción.

El líder y fundador de UNORCA en los Altos de Chiapas dejó huérfanos a ocho menores de edad, para quienes se piden, además de una indemnización, garantías de seguridad. El crimen ocurrió la madrugada del domingo, cuando regresaba a su casa procedente de la comunidad de Cruz Pilar, en el municipio de Tenejapa, precisamente en compañía de uno de sus vástagos.

Los dirigentes de la organización asentaron que es conocida la inmensa desigualdad social y los cacicazgos prevalecientes en la región; los primeros indicios de la investigación apuntan hacia ellos.

Francisco Girón Luna también fundó y presidía la Unión Democrático (sic) del Pueblo (UDP), que agrupa a indígenas de 18 comunidades del municipio de Tenejapa, ubicado a unos 40 kilómetros de San Cristóbal de las Casas.

Horas después del crimen, la policía estatal detuvo a Marcos Girón Gómez, Nicolás Luna López y a los hermanos Pedro y Pablo Girón López como presuntos responsables del homicidio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario