02/07/2010

Miles marcharon del Ángel al Zócalo para rechazar la política económica del gobierno

Calderón nunca ha escuchado; ¿a qué diálogo convoca ahora?: trabajadores

Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Viernes 2 de julio de 2010, p. 13

Sindicatos de diversas centrales obreras y organizaciones campesinas y sociales rechazaron las cifras alegres del presidente Felipe Calderón y advirtieron que éste es un sexenio perdido en materia de empleo, ya que el trabajo generado no cubre el gran boquete que hay de desempleo.

Cuestionaron también al mandatario: ¿A qué diálogo nos está convocando, cuando nunca nos ha escuchado, nos ha quitado el empleo por la fuerza pública, y nos ha reprimido?

Trabajadores de sindicatos como el Mexicano de Electricistas, de la UNAM, de Telefonistas, Mineros, de la Industria Nuclear, de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, así como organizaciones del campo, como la Central Campesina Cardenista, la Confederación Nacional Campesina y muchos gremios más, marcharon la tarde de ayer del Ángel de la Independencia al Zócalo, contra la política económica depredatoria y la antilaboral del presidente Calderón y desde ahí preguntaron: ¿de qué recuperación habla cuando ha crecido el número de pobres en el país?

A la sola mención de que Calderón había dado un mensaje ayer sobre las cifras de empleos creados en este gobierno, una rechifla generalizada se escuchó en esta plancha capitalina, donde las principales consignas de los más de 20 mil trabajadores fueron contra el presidente del desempleo, y las mantas sobre todo rojas cuestionaron las acciones tomadas contra los trabajadores del SME y los mineros.

Los dos momentos difíciles de la marcha fueron cuando la columna de trabajadores encontró camionetas de la CFE en el trayecto y hubo un conato de bronca; así como cuando, debido a que los trabajadores no cabían en las inmediaciones del Zócalo los manifestantes rompieron las vallas puestas para el acceso a las instalaciones del FIFA Fan-Fest y su mega pantalla y entraron a esta área tras jaloneos y puntapiés con los policías que las custodiaban.

En el mitin, cuyo templete se instaló de frente a la calle 20 de Noviembre, abundaron ataúdes negros por la política de criminalización, represión y muerte de trabajadores, según dijeron.

Martín Esparza, dirigente del SME; el diputado Francisco Hernández Juárez, de la presidencia colegiada de la UNT, y Cruz López, de la Confederación Nacional Campesina, coincidieron en señalar que el gobierno no ve ni oye a sectores como los trabajadores, campesinos y las organizaciones sociales. Este régimen calderonista se ha cerrado al diálogo y ahora sólo lo pide porque se siente acorralado por la guerra que él mismo desató, dijeron, e indicaron que el gobierno tiene un doble discurso porque llama a mesas de diálogo mientras rompe por la fuerza huelgas, y llama a negociar cuando reprime, golpea y ataca a los trabajadores.

Lo grave es que mantiene una obediencia férrea a los intereses de los empresarios, completó Sergio Beltrán Reyes, secretario de actas del sindicato minero.

También subieron al templete, en silla de ruedas, dos de los trabajadores del SME en huelga de hambre que más días han completado en este ayuno: Cayetano Cabrera Esteva y Ricardo Pérez Flores. Este último, a nombre de los 23 huelguistas, dijo que están dispuestos a pagar con su vida el precio de que les devuelvan su empleo a los trabajadores de Luz y Fuerza del Centro.

Pérez Flores señaló que no levantarán su huelga hasta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación haga justicia y devuelva el estado de derecho en el país. Esparza Flores planteó que si esta instancia no restituye las garantías colectivas de los trabajadores del SME y falla en contra de ellos, nosotros prepararemos lo que sigue, porque cruzados de brazos no nos vamos a quedar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario