30/11/2011

Oliva compró a su consuegra 1.8 mdp en miel sin licitar


El gobernador panista cambió el reglamento de comedores comunitarios para incluir ese alimento

Además le dio contratos por 150 mdp a empresas ligadas a parientes de panistas locales

El gobierno de Guanajuato, a través de su DIF estatal, adjudicó sin licitar un contrato de compra de miel por un millón 807 mil 651 pesos a la consuegra del gobernador Juan Manuel Oliva, luego de que se modificaran los lineamientos de los comedores comunitarios, a fin de que se incluyera este alimento.

Así lo revela la auditoría realizada a los gastos del DIF del estado de Guanajuato realizados entre 2009 y 2010, que además incluyó la revisión de otras anomalías; entre ellas, la entrega de contratos hasta por 150 millones de pesos a dos empresas ligadas a dirigentes panistas locales.

Éstas son: Impulsora Comercial Estrella e Impulsora Comercial la Espiga y en ellas figuran como accionistas familiares de la diputada panista Leticia Villegas Nava, hija del jerarca panista Elías Villegas Torres.

La revisión a los gastos del DIF, cuyo patronato preside la esposa del gobernador, Marta Martínez Castro, se efectuó a exigencia del Congreso local luego de que se revelaran en medios locales presuntos actos de corrupción y malos manejos.

Ello ocasionó la salida de la directora del DIF, Angélica Silva Castillo, y siete personas más del órgano descentralizado y en su lugar, se nombró a Adriana Rodríguez. Realizada por el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) del estado, la auditoría señala, en el caso del contrato 4580000566 del 13 de abril de 2010, entregado a la suegra de la hija del gobernador, Elia Margarita Lona Calvo, que ni siquiera se buscó a otros proveedores para hacer el concurso correspondiente.

El Informe destaca también que la empresa Impulsora Comercial Estrella, cuya socia mayoritaria es Bárbara Elena Martínez, quien es cuñada de la diputada Villegas Nava, vendió al DIF 940 mil 281 latas de atún que resultó en estado de putrefacción.

El contrato fue otorgado también sin licitación y en el caso de las latas de atún resultó que más de 92 mil estaban en mal estado. En ese caso, en lugar de exigir la restitución con cargo al proveedor, el DIF pagó un millón 278 mil pesos adicionales y las cambió por pollo en agua.

También reporta irregularidades en el contrato 4580000576 por la compra de paquetes de útiles escolares en 2009 y 2010, a la empresa “Impulsora Comercial La Espiga”, que también tiene como accionista mayoritaria a Bárbara Elena Martínez, por un monto de 40 millones 711 mil 143.51 pesos.

La auditoría destaca que por ese contrato, suscrito el 16 de abril del 2010, se abonaron pagos irregulares por un millón 947 mil 751 pesos sin que se hallara evidencia de la recepción de los insumos por parte del DIF.

En la revisión aparecen también contratos por 277 mil 262 pesos, con la empresa Operadora Gastronómica A Fuego, de la que es accionista la hija del gobernador, Monserrat Oliva, quien al final devolvió ese monto y con ello evitara la sanción administrativa.


Lo que estipula la legislación

La ley del Presupuesto General de Egresos del estado de Guanajuato, aprobada por el Congreso local en el transcurso del año 2009, establece que las dependencias de la entidad federativa solamente podrán hacer compras directas —esto es sin concurso o licitación— cuando los montos resulten inferiores a 190 mil pesos.

Sin embargo, en el caso de los contratos que asignó de manera directa el Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), que preside Marta Martínez Castro, esposa del mandatario Juan Manuel Oliva, superan casi 80 veces los límites establecidos en la legislación local.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario