01/07/2010

Oficina de la ONU demanda reafinar la lucha contra el crimen organizado

Pese a costos, continuará el combate al narco, insiste la cancillería


Gabriel León Zaragoza
Periódico La Jornada
Jueves 1º de julio de 2010, p. 15

La titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Patricia Espinosa, afirmó que en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado no hay marcha atrás, pese a que para la sociedad mexicana el costo ha sido y seguirá siendo alto, desafortunadamente.

Antonio Mazzitelli, representante regional de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, consideró que la estrategia del gobierno federal en el combate al crimen organizado va en la dirección justa. Sin embargo, sostuvo que seguramente hay mucho más que hacer, como reafinar esta estrategia, sobre la base de lo que es una situación táctica en el terreno.

En la presentación del Informe mundial sobre las drogas 2010, elaborado por la Oficina contra las Drogas y el Delito de Naciones Unidas, Patricia Espinosa aseveró que el gobierno federal seguirá insistiendo ante los legisladores y las autoridades de Estados Unidos en que consideren volver a instaurar la prohibición de venta de armas de asalto, ya que desde que ésta se levantó empezó a crecer la criminalidad en México.

Luego de que la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos declaró el lunes pasado como derecho constitucional la compra y portación de armas en toda esa nación, la canciller señaló que México es respetuoso y no pretende vulnerar garantías del país vecino.

El tema, agregó, pone sobre la mesa una problemática, en la cual resulta claro que las armas no solamente están sirviendo para la defensa personal de los estadunidenses, sino que llegan a manos de los delincuentes, quienes se están fortaleciendo en su capacidad para desafiar a las instituciones del Estado.

Destacó que el informe de la ONU reconoce que los niveles de violencia que se observan en México son resultado del enfrentamiento entre grupos rivales para conservar su influencia en el mercado y controlar las rutas de tránsito hacia Estados Unidos.

Mazzitelli apuntó, con base en el mismo documento, que el valor del tráfico de armas del norte hasta el sur, que se realiza de forma hormiga, se estima en 20 millones de dólares.

Aun así, esa cifra puede parecer muy limitada comparada con las cifras relacionadas con el tráfico de drogas y de migrantes.

Se calcula, manifestó, que en 2008 entre 155 millones y 250 millones de personas en el mundo habían consumido por lo menos una vez drogas ilícitas; de ellos, entre 16 y 36 millones de consumidores son considerados problemáticos.

Expuso que a escala internacional la mariguana es la droga más utilizada, seguida por anfetaminas, cocaína y opiáceos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario