03/07/2010

Prevalecerán miedo y abstencionismo, advierten

Especialistas: violencia y situación económica marcarán los comicios

Emir Olivares Alonso
Periódico La Jornada
Sábado 3 de julio de 2010, p. 10

Durante la jornada electoral de este domingo, que se efectuará en 15 estados del país, los mexicanos serán testigos de las consecuencias de la política social, económica y de seguridad del gobierno de Felipe Calderón. La violencia generalizada en el país tendrá peso en los resultados y el miedo y el abstencionismo dominarán los comicios, aseguraron especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Martha Singer, coordinadora del Centro de Estudios Políticos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, dijo que a diez años de la alternancia la democracia mexicana va en retroceso.

En esta década, los procesos electorales lejos de ser el mecanismo idóneo para decidir el futuro político y social se han convertido en un escenario de conflicto y confrontación.

Señaló que la llegada del PAN a la Presidencia no se ha traducido en una auténtica alternancia en las políticas públicas, hay continuidad en las estrategias que han mostrado su enorme fracaso y ponen al país en el límite, como la violencia.

Frente a la inseguridad que se vive en el país, las elecciones de este domingo serán un escenario de miedo, de compra y venta de votos, coacción de electores, en que la corrupción y la falta de respeto a la legislación electoral será la nota predominante. Todo esto es consecuencia de una acumulación de agravios a la sociedad.

René Jiménez Ornelas, coordinador de la Unidad de Análisis sobre Violencia Social del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, sostuvo que los dichos y promesas que Calderón lanzó a unos días de las elecciones (como la desaparición de la tenencia o su afirmación de que se han creado más empleos) no impactarán en los ciudadanos a quienes les pesará más la violencia en varias entidades, causada en parte por gobierno federal.

Al contrario, sus estrategias, sobre todo de seguridad, lo único que dan es más violencia. En este periodo electoral más violencia quiere decir que los pasos que se habían dado en la construcción de la democracia, en estos diez 10 años de panismo, van en retroceso real. Nos costará regresar a la senda de la democracia social.

Indicó que el gobierno vende la idea de que combate a los malos, pero pese al fracaso de su estrategia, no la modifica.

No impulsa un modelo económico diferente, llama al diálogo pero no sienta bases, no habla de alternativa educativa ni social, no demanda que los empresarios abandonen sus privilegios. La desigualdad que vivimos, guardando toda especificidad, es parecida a la de 1910 y 1810.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario