12/08/2010

La meta es mantener al PAN en Los Pinos, acusan legisladores

Denuncian que el Ejecutivo busca controlar Canal 11 con fines electorales

Alma E. Muñoz
Periódico La Jornada
Jueves 12 de agosto de 2010, p. 12

Legisladores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Verde Ecologista acusaron al titular del Poder Ejecutivo federal de asumir el control de Canal 11 mediante el Organismo Promotor de Medios Audiovisuales (OPMA), para ponerlo al servicio del Presidente de la República, con el propósito de mantener al Partido Acción Nacional (PAN) en el gobierno en el 2012. Es la telecalderón, señalaron los senadores Carlos Sotelo y Adolfo Toledo.

El subsecretario de Normatividad de Medios de la Secretaría de Gobernación, Héctor Villarreal Ordóñez, rechazó el señalamiento. “Gobernación no arrebata la señal a Canal 11. No existe telecalderón, no está en la lógica del gobierno. No suena a una conducta democrática, como la que caracteriza al gobierno de la República”, señaló el funcionario al comparecer ante integrantes de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para explicar, junto con los directores del canal, Fernando Sariñana, y del OPMA, Alejandro Ordoño, los alcances del convenio signado entre este organismo y el Instituto Politécnico Nacional (IPN) para ampliar la cobertura de la televisora.

En el encuentro, que duró más de cuatro horas, los legisladores hicieron fuertes cuestionamientos a los funcionarios por el acuerdo celebrado, al considerar que Canal 11 deja de ser patrimonio del IPN para estar al servicio del Ejecutivo federal y es utilizado con fines electorales y partidistas.

Sotelo, Adolfo Toledo y el diputado del PT, Mario di Costanzo, pidieron explicaciones del por qué el canal interrumpe su programación para transmitir sesiones de los diálogos por la seguridad que sostiene el presidente Felipe Calderón con las diversas fuerzas políticas del país y otros sectores, como si fuera vocería de la Presidencia de la República, sostuvo el perredista.

Héctor Villarreal señaló que es clarísimo que justamente una función de los medios al servicio público es servir para poner en la mesa los asuntos de interés público y a nadie queda duda, sostuvo, que lo es la seguridad pública por el grado de violencia que vive el país. No fue, insistió, un programa o un mensaje del Presidente, sino de todas las fuerzas políticas, lo cual fue decidido por el director del Canal 11, como el mismo funcionario admitió, como hice cuando la crisis de la influenza. Para este caso asumió que valoró si era mejor pasar un resumen o el contenido completo del diálogo para evitar cualquier sospecha de censura. Defendió que la programación del canal continuará siendo del mismo medio.

Carlos Sotelo y Mario di Costanzo también cuestionaron el perfil de los servidores públicos que ayer comparecieron. Los tres, dijo el primero, son funcionarios públicos cuyo hilo conductor es su operación con intereses partidarios y de grupo para 2012.

El director del OPMA fue parte del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen); Villarreal se desempeñó como representante de los medios de comunicación del ex dirigente nacional del PAN, Germán Martínez, y Sariñana Márquez es amigo de Calderón, dijo Sotelo.

Las críticas fueron rechazadas por los funcionarios, quienes defendieron sus trayectorias profesionales. Villarreal aprovechó para subrayar que el Cisen no es un centro de espionaje, como se señaló en el encuentro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario