14/08/2010

Matan inocentes pretextando combatir al narco: Rosario Ibarra

Indignan a legisladores revelaciones sobre abusos contra alumnos ultimados

Andrea Becerril y Georgina Saldierna
Periódico La Jornada
Sábado 14 de agosto de 2010, p. 7

Senadores y diputados de PRI, PRD y PT expresaron indignación ante las revelaciones que emitió la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre los dos estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) asesinados en marzo pasado, y advirtieron que la actuación del Ejército en la lucha contra el narcotráfico desgasta a ese organismo y ha causado la muerte de inocentes en todo el país.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Rosario Ibarra de Piedra, y el petista Ricardo Monreal Ávila advirtieron que la recomendación de la CNDH es “una pequeña muestra del homicidio y desaparición de civiles, del ocultamiento de evidencias y la siembra de armas, con el pretexto de la lucha contra el narcotráfico.

“¿Cuántos de los más de 28 mil muertos en la guerra de Calderón contra el narco eran realmente delincuentes?”, preguntó Monreal, e hizo notar que en la mayoría de los casos no se llevó a cabo una averiguación previa y por ello los cadáveres fueron a parar a la fosa común.

La senadora Ibarra dijo que indigna que se haya golpeado a los dos estudiantes del Tec mientras agonizaban, y que se les haya hecho aparecer como sicarios, según se establece en la resolución de la CNDH, y reveló que hay muchos más de esa historia que ocultan el Ejército y el gobierno de Calderón. La verdad no ha salido a la luz pública, porque la gente en el país está aterrorizada y calla por temor.

Insistió: Con el pretexto de combatir a los criminales, se mata y se desaparece a inocentes. Expuso que en las “mal llamadas narcofosas” se encontró el cadáver de una muchacha que nada tiene que ver con la delincuencia y que incluso se había comunicado antes con su familia, porque le chocaron el auto en la orilla del río Santa Catarina, pero nunca regresó a su casa.

Balance costo-beneficio

Por separado, el diputado priísta Carlos Flores Rico señaló que de nada servirán los recientes diálogos sobre seguridad que se celebraron en el Campo Marte, “ya que no hay voluntad real de cambiar la estrategia antinarco y el saldo por daños colaterales es mucho más grande y mucho más costoso que los propios beneficios que tiene. En términos de los mexicanos, está saliendo más caro el caldo que las albóndigas”, puntualizó.

El priísta recalcó que de ninguna manera se puede regatear la heroicidad y el sacrificio de los integrantes del Ejército, pero los han dejado a cargo de enfrentar la violencia y la inseguridad, sin contar con sistemas de inteligencia, sin el control del lavado de dinero en el sistema financiero, por lo que los daños colaterales son mayores.

A su vez, el senador del PRI Carlos Jiménez Macías dijo que el Ejército y la PGR deben dar una explicación pública a la sociedad, ya que es muy delicado que se haya torturado y asesinado a los dos estudiantes del Tec y que se haya tratado de entorpecer la investigación de la CNDH.

Leticia Quezada, vocera del grupo parlamentario del PRD en San Lázaro, demandó que las autoridades federales acaten la recomendación de la CNDH que exige la reparación de los daños causados a los dos jóvenes del Tecnológico de Monterrey, y que se presente a los militares y civiles que participaron durante el enfrentamiento en el que perdieron la vida.

No podemos permitir que este caso y otros queden impunes. Ya están los resultados de las investigaciones de la CNDH; no queremos que ahora el gobierno salga a descalificarlos, resaltó.

La perredista señaló que a todas luces se acreditaron los excesos y actuaciones indebidas de los militares: Por el bien de todos, por una justicia clara y expedita, y sobre todo porque se está reconociendo el problema de la inseguridad a escala nacional, se tiene que castigar a los asesinos de estos dos jóvenes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario