09/06/2011

Sólo están en el discurso y en las intenciones de todas las fuerzas políticas, dicen en la UNAM

Celebraciones del bicentenario, muestra del olvido en que viven los indígenas: expertos

Se les margina del desarrollo y de los poderes, pues es casi imposible que ocupen cargos públicos

Carolina Gómez Mena
Periódico La Jornada
Jueves 9 de junio de 2011, p. 24

Los pueblos indígenas de México siguen siendo olvidados por todas las fuerzas políticas del país y por los gobiernos locales y federal; sólo están en el discurso y en las intenciones, pero no en las acciones, y una prueba irrefutable de que prevalece el olvido, ya sea voluntario o involuntario, fueron las celebraciones del año pasado en torno al bicentenario de la Independencia, coincidieron expertos.

Durante el foro ¿Hubo exclusión indígena en los festejos del bicentenario?, organizado por el Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, Natividad Gutiérrez Chong, integrante del instituto, dijo que la marginación de este sector en dicha conmemoración fue sólo una muestra muy gráfica de lo que prevalece en diversos ámbitos y la evidencia de que México aún no es una nación incluyente.

Aparte, Marcos Matías Alonso, quien fue integrante del foro permanente para pueblos indígenas de la Organización de Naciones Unidas –de 2002 a 2005– y titular del Instituto Nacional Indigenista (ahora Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas) al inicio del gobierno de Vicente Fox, indicó que a este sector no sólo se le margina del desarrollo, sino también de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, pues es prácticamente imposible que ocupen cargos en esos espacios, en los que estamos subrepresentados.

Gutiérrez Chong indicó que el estudio efectuado por el IIS sobre los festejos apunta a que no se quiso incluir a los indígeneas en los festejos; se hizo tardíamente y únicamente como folclor. Precisó que si deliberadamente se marginó de la celebración a este sector, podría ser indicativo de que México no es una nación incluyente, a pesar de que pueda tener un discurso en ese sentido, un marco jurídico o de reconocimiento multicultural”.

Foto
Los festejos por la Independencia hicieron evidente que México no es incluyente. La imagen, en la delegación Gustavo MaderoFoto Roberto García

Asimismo, dijo que ése era el momento propicio para que el júbilo llegara a todos, pero fue sólo para que lo sintieran algunos. La misma propaganda que decía 200 años de ser orgullosamente mexicanos no consideró las culturas nativas, las cuales fueron relegadas. Eso es un retroceso. Refirió que dichas celebraciones son una prueba irrefutable de la exclusión de dicho sector, no sólo desde antes, sino que evidencia la ausencia de un proyecto hacia futuro para los indígenas del país. Queda claro que permanece el olvido, ya sea voluntario o involuntario, y esto fue un ejemplo.

Matías Alonso, quien también pertenece al Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social y actualmente se desempeña como secretario de asuntos indígenas del gobierno de Guerrero, indicó que la marginación de los indígenas es histórica y contemporánea, y que para esa población es muy difícil ganar los espacios de representación en escenarios con repercusión nacional, aunado a que se les excluye del desarrollo, de las oportunidades y de la educación, entre otros.

Indicó que aunque hay avances limitados en la calidad de vida de los pueblos originarios, son más los discursos en su favor que las acciones, pues los gobiernos de todos los partidos y niveles siguen siendo excluyentes con los indígenas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario