28/08/2011

Expertos de la UAM exigen al Ejecutivo que hable de las verdaderas causas de la violencia

Si es cierto lo que dice el Presidente, entonces debe ceñirse a lo que ordena la ONU: Raúl Vera

Intenta Calderón justificar mayor represión con el discurso del terrorismo: académicos


Laura Poy Solano, Carolina Gómez Mena y César Arellano
Periódico La Jornada
Domingo 28 de agosto de 2011, p. 9

Tras el ataque al casino Royale en Monterrey, el gobierno calderonista echa mano del viejo discurso estadunidense de la lucha contra el terrorismo para intentar justificar cualquier futura acción de mayor represión social, afirmaron especialistas de la Universidad Autónoma Metropolitana.

José Luis Piñeyro, experto en seguridad pública, agregó que el mensaje del presidente Felipe Calderón nada dice de las verdaderas causas de la violencia ni la estrecha relación que existe entre la instalación de casas de juego y el posible lavado de dinero, pues nuevamente apela a su estrategia de que la violencia se combate con más violencia.

Cabe preguntarnos, explicó, si los hechos del pasado jueves son o no un acto terrorista, pues las autoridades, incluido el Ejecutivo federal, nada dijeron de un tema central: investigar realmente qué fue lo que pasó, si en verdad estos presuntos delincuentes tenían como objetivo asesinar a decenas de personas o si existe una corresponsabilidad de los dueños del casino por no tener medidas de seguridad.

Por su parte, Telésforo Nava, politólogo y especialista en movimientos sociales, destacó que lo ocurrido en Monterrey es la prueba más clara de que la estrategia de seguridad calderonista es un total fracaso, y peor aún, que se usa para intentar justificar posibles actos de represión y el ejercicio de medidas aún más violentas.

Estamos ante el riesgo, indicó, que estos hechos generen terror en la población, pero que la respuesta de la administración federal se convierta en una pesadilla peor. La salida no vendrá de la clase política, sino de una sociedad civil organizada y con un claro objetivo: sacar a todos del poder y refundar el país.

Por su parte el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, sostuvo que si el presidente Felipe Calderón reconoció que lo ocurrido fue un acto de terrorismo, entonces ahora lo único que le queda es actuar en consecuencia, hacer todo lo que no ha hecho en todos estos años como Presidente, y que tiene al país en la situación que está ahora.

Señaló que al haber acciones de narcoterrorismo el mandatario debe ir contra los lavadores de dinero del crimen organizado, de los cómplices que éste tiene en las instancias de los gobiernos y confiscar todos sus bienes y recursos.

Vera López indicó que si es terrorismo el gobierno debe ceñirse a lo que establecen las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU en la materia y que son compromisos internacionales que los países firmantes tienen la obligación de seguir: detener a las personas que apoyan a estos grupos, confiscar sus bienes... si Felipe Calderón ya asume que se trata de terrorismo, tiene que remover de sus puestos a todos los que están dentro del gobierno involucrados con grupos del crimen organizado.

Por separado, el sacerdote Omar Sotelo, director del Centro Católico Multimedial (CCM) y ex secretario ejecutivo de la Comisión Episcopal para la Pastoral de la Comunicación (Cepcom) de la Conferencia del Episcopado Mexicano, indicó que “es necesario atacar el origen de todos estos males que no están sólo en los que se hacen llamar narcos, sicarios y cárteles, sino atacar desde los criminales de cuello blanco, esos que se han corrompido y se han dejado seducir por el poder del dinero y el temor de la muerte”.

Por último, el secretario de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Álvaro López Ríos, dijo que es momento de que la sociedad llame a los cárteles de la droga a hacer un alto al fuego para no seguir cobrando vidas inocentes por la disputa de territorios.

Consideró que más que lamentar el hecho de violencia perpetrado a plena luz de día “deberíamos alzar la voz y pedir tregua entre los cárteles por la lucha que llevan a cabo por las plazas que dominan en ciertas regiones del país, a fin de evitar que esta guerra entre grupos criminales y con el gobierno federal produzca más muertes que en Vietnam en la década de los 60 del siglo pasado o en Irak”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario