31/08/2011

La mayoría de las compras fueron adjudicadas, no licitadas, revela documento del consejo



En el aeropuerto capitalino, subejercicios y violaciones a la norma de adquisiciones


José Antonio Román
Periódico La Jornada
Miércoles 31 de agosto de 2011, p. 41

La mayoría de las adquisiciones en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) en el primer semestre de 2010 no fueron mediante licitaciones públicas, sino de manera directa a particulares, contrario a lo que señalan la Constitución y la ley federal en la materia.

Además, las autoridades aeroportuarias reportaron durante ese año un subejercicio de inversión de 43.4 por ciento y suscribieron 37 contratos sin garantías, mismos que representaban adeudos por 368 millones de pesos. El director de la terminal aérea, Héctor Velázquez Corona, no informó al consejo de administración sobre las acciones que se llevarían a cabo para obtener las garantías correspondientes y la recuperación dichos adeudos.

De acuerdo con las observaciones de comisarios de la Secretaría de la Función Pública, quienes forman parte de dicho consejo, se solicitó a las autoridades del aeropuerto la entrega de información detallada sobre cada operación: momento, persona adjudicada y objeto del contrato.

En 2010, el aeropuerto capitalino obtuvo ingresos por 4 mil 567 millones de pesos y egresos por 5 mil 158 millones, para tener así una pérdida neta por 557.7 millones, luego de impuestos y entrega de enteros. Sólo en los rubros de gastos por servicios materiales y generales, así como de proveduría, los cuales son sujetos a adjudicación, el AICM erogó más de 2 mil millones de pesos.

El documento sostiene que no es suficiente que cada adjudicación directa hecha por el AICM se ampare solamente en el artículo 41 de la ley en la materia –que admite estos casos de manera excepcional–, pues no permite a este comisariato evaluar la pertinencia de cada operación realizada.

Las observaciones del comisariato, contenidas en la versión pública de la reunión del consejo de administración del AICM de septiembre pasado, advierten sobre la violación a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

Las adquisiciones no se han adjudicado mayoritariamente a través de licitaciones públicas, como ordenan el artículo 134 de la Constitución general y la ley federal en la materia; se hace necesario revertir esta tendencia en el segundo semestre, sostienen las observaciones realizadas al desempeño administrativo del AICM durante ese periodo.

Desde esa fecha, en septiembre pasado, el comisariato advertía ya los problemas financieros que debía enfrentar la terminal aérea con la suspensión de actividades del Grupo Mexicana de Aviación y que finalmente derivaron en cinco ajustes presupuestales de la entidad durante 2010. Las tres aerolíneas que conformaban dicho grupo representaban ingresos importantes para el aeropuerto, en virtud de que tenía 60 por ciento de las operaciones aéreas en la terminal uno.

Sólo en 2010, el AICM reportó un saldo de cartera vencida por 620.5 millones de pesos, más de la mitad producto de la tarifa de uso de aeropuertos, que cobraron las aerolíneas y cuyos recursos no fueron entregados finalmente a la terminal aérea. Se estima que Mexicana quedó a deber unos 350 millones de pesos al aeropuerto capitalino sólo por dicho concepto, recursos que será imposible recuperar en su totalidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario