27/08/2011

Invalida resoluciones partidistas que pospusieron el relevo hasta el próximo año

El TEPJF ordena al PRD renovar órganos directivos antes del 15 de noviembre

La base del sistema republicano es respetar duración de los cargos, indican magistrados

Foto
El magistrado presidente Alejandro Luna Ramos –en imagen de archivo– consideró ilegal e injustificada la posposición del relevo de dirigencias en el PRDFoto Carlos Cisneros
Alonso Urrutia
Periódico La Jornada
Sábado 27 de agosto de 2011, p. 22

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó al Partido de la Revolución Democrática (PRD) renovar el congreso nacional y los consejos nacional, estatales y municipales antes del 15 de noviembre. Los magistrados consideraron que el sol azteca afectó los derechos de sus militantes, por lo que anuló todas las decisiones adoptadas para posponer el relevo hasta 2012 y la denominada ruta crítica.

Con cinco votos contra uno, los magistrados ratificaron la propuesta del magistrado presidente, Alejandro Luna Ramos, quien consideró fundada la alegación en la que los actores aducen que la determinación del 15 de enero de 2011, asumida por el séptimo consejo nacional del PRD, de acordar que la renovación del congreso y consejo nacional fuera hasta el próximo diciembre, resulta ilegal, pues no existió causa justificada para que se postergara la emisión de la convocatoria.

Se invalidan las diversas disposiciones adoptadas por instancias partidistas para justificar que se prolongue la gestión de esos órganos perredistas, incluida la tomada el fin de semana pasado, cuando se determinó postergar la renovación de dichos órganos hasta finales de 2012, debido a que se avecina un proceso electoral.

Con el dictamen del TEPJF se anularon las determinaciones que haya adoptado el PRD para justificar la medida de postergar la renovación de sus órganos. El sol azteca argumentó que pretendía reordenar sus estructuras a partir de la conformación de comités seccionales, como base de toda la cadena (municipal, estatal y nacional) que estaría relacionada, en primera instancia, a corregir el tema del padrón de militantes.

En este sentido, el fallo del TEPJF subraya la importancia del plazo fijado, en virtud de que el proceso electoral federal está próximo a iniciar, que dentro de las primeras fases del proceso electoral se encuentra el registro de posibles convenios de coalición y que los mismos requieren de la debida integración de los órganos de elección.

Las instancias que deberán renovarse no sólo incidirán en la definición de las alianzas, sino también directamente en la selección de candidaturas y otras decisiones fundamentales rumbo a los comicios del próximo año.

En su oportunidad, el magistrado Manuel González Oropeza, al avalar el sentido del proyecto, sostuvo que el propio PRD aprobó los estatutos y sus reformas, que apuntalan la necesidad de renovar las instancias partidistas, sobre lo cual está fundamentado el dictamen de ordenar el relevo antes del 15 de noviembre.

Creo que no podemos considerar el congreso y consejo nacionales del fin de semana pasado como un cambio de situación jurídica, y añadió que la base del sistema republicano es que haya plazos determinados en la duración del cargo de sus autoridades. Si el partido –continuó– es el promotor de la democracia en nuestro país, como todos los partidos, esta prórroga indefinida en la renovación de las autoridades atenta contra el espíritu republicano.

En el mismo sentido se pronunció Flavio Galván, quien consideró que el PRD no ha cumplido con la periodicidad de renovación de sus órganos y, en consecuencia, se violan los derechos político electorales de sus militantes.

Sólo María del Carmen Alanís se pronunció en contra del proyecto, por considerar que debería sobreseerse a la luz de que ha habido nuevas determinaciones internas del PRD que han cambiado la situación jurídica de la decisión impugnada.

Falta resolver dos asuntos más, indica el senador Carlos Sotelo

La decisión, triunfo para recuperar valores democráticos del sol azteca
Ángeles Cruz Martínez
Periódico La Jornada
Sábado 27 de agosto de 2011, p. 22

El dictamen del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de ordenar al Partido de la Revolución Democrática (PRD) que renueve sus órganos directivos es el primer triunfo de la batalla para recuperar los valores democráticos de ese instituto político, aseguró el senador Carlos Sotelo, promotor del recurso legal.

Lo que sigue es que la Comisión Nacional de Garantías y Vigilancia del sol azteca resuelva dos asuntos más, presentados por él mismo. El primero fue para objetar la legalidad del congreso nacional efectuado el pasado fin de semana. Debido a que la autoridad perredista no emitió resolutivo alguno, el caso se llevó al TEPJF, comentó.

Además, presentó otra queja el pasado jueves con el propósito de que la comisión determine si son válidos los acuerdos alcanzados en el congreso.

En entrevista, el legislador afirmó que todo es ilegal, y anticipó que la Comisión de Garantías, que se ha exhibido como un órgano de consigna y no de justicia, resolverá lo contrario, por lo que ambos casos se ventilarán en el TEPJF. Advirtió que a partir de 2008 se dejaron de lado los principios elementales del respeto a los afiliados, les han negado su derecho a elegir y ser electos, así como a participar de una elemental vida democrática partidaria.

Tal como advirtió durante los trabajos del congreso, ayer insistió en que los acuerdos para elegir al candidato a la Presidencia de la República por conducto de encuestas y un consejo electivo está agarrado con pincitas y a punto de soltarse, porque la autoridad resolverá que el congreso fue ilegal y antidemocrático.

Entusiasmado con la resolución del TEPJF para que la dirigencia nacional del PRD lleve a cabo la renovación de los integrantes del consejo nacional y congreso nacional, estatales y municipales en todo el país, confió en que el partido enmiende el camino hacia la izquierda, porque no es lo mismo luchar para cambiar el poder que aliarse con éste.

Advirtió que la corriente Nueva Izquierda, que actualmente dirige al PRD, lo estaba llevando hacia la derecha. Sólo así se entiende la decisión de los chuchos de enfrentar juntos a Andrés Manuel López Obrador, en ocasiones con más virulencia que el propio Felipe Calderón.

El tabasqueño puede o no ser el candidato de la izquierda a la Presidencia, pero esa debe ser una decisión de los militantes y simpatizantes, de nadie más, indicó.

Aunque Sotelo reconoció que la sentencia del tribunal deja al partido del sol azteca en una situación de mucha fragilidad, es mejor a seguir en la línea de Nueva Izquierda y un presidente (Jesús Zambrano) que maneja un discurso de dientes para afuera, pero en los hechos opera contra el partido.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario