28/08/2011

Ataques ya causaron sicosis generalizada, asegura especialista



Abiertas, 34 averiguaciones por terrorismo en 4 años: PGR
Gustavo Castillo García
Periódico La Jornada
Domingo 28 de agosto de 2011, p. 7

En los pasados cuatro años la Procuraduría General de la República (PGR) ha abierto al menos 34 averiguaciones previas por el delito de terrorismo, en las cuales, en más de 80 por ciento, participaron integrantes de cárteles de las drogas, reveló la institución al dar respuesta a una solicitud de información pública y según datos obtenidos de funcionarios de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

Tras lo ocurrido en el casino Royale, en Monterrey, por vez primera una autoridad federal –en este caso el presidente de la República, Felipe Calderón– menciona oficialmente que un ataque de ese tipo constituye un acto de terrorismo. Sin embargo, inicialmente la PGR abrió la averiguación previa AP/PGR/NL/ESC-AMPFDC/2637/D/2011 únicamente por los ilícitos de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y daño en propiedad ajena.

De acuerdo con la información obtenida de funcionarios de la SIEDO, uno de los primeros casos considerados por el Ministerio Público Federal como acto de terrorismo, causado por integrantes de organizaciones criminales dedicadas a la venta de drogas (narcoterrorismo), ocurrió en Morelia la noche del 15 de septiembre de 2008, frente al palacio de gobierno, durante la ceremonia del Grito de Independencia.

Ese atentado, perpetrado en la plaza Melchor Ocampo, dejó saldo de nueve personas fallecidas y más de 130 lesionadas. Según investigaciones de la PGR, el ataque fue obra de integrantes de Los Zetas.

Los casos de Chihuahua y Tamaulipas

En 2010 el entonces procurador Arturo Chávez Chávez afirmó que el Ministerio Público Federal había tomado conocimiento de actos de terrorismo en Chihuahua y Tamaulipas, donde los cárteles de las drogas hicieron estallar carros-bomba.

El ex funcionario señaló: La delincuencia en nuestro país tiene como motor, dinámica, esa misión, y eso es importante subrayarlo, porque puede haber actos terroristas o de terror que buscan intimidar a la sociedad sin que necesariamente hayan sido cometidos por grupos terroristas. Entonces, es importante hacer esa distinción. Muchas veces los delincuentes buscan generar o incrementar el miedo entre los ciudadanos, porque éste facilita la comisión de los actos delictivos; por ejemplo, la extorsión. Muchas veces genera distancia entre la autoridad y los habitantes, y cuando perciben que eso ocurre buscan realizar ese tipo de acciones, que tienen gran resonancia, porque son verdaderamente delicadas, como pueden ser actos relacionados con vehículos cargados de explosivos, lo cual se ha vivido en Ciudad Juárez y Tamaulipas.

En tanto, la unidad de enlace de la PGR, al responder a la solicitud de información pública 0001700001511, explicó que durante 2007 se iniciaron dos averiguaciones previas; en 2008, cinco; en 2009, 10, y en 2010, 17. De igual manera, en su respuesta mencionó que de 2007 a 2010 se abrieron 18 averiguaciones por casos de terrorismo, contemplado en el Código Penal Federal.

Entre los casos que han trascendido y han sido considerados terrorismo por el Ministerio Público Federal se encuentran los estallidos de dos coches-bomba en Tamaulipas. El primero tuvo lugar en Ciudad Victoria, frente a una base de policía de esa entidad. Supuestamente esa acción fue obra del cártel de Los Zetas y pretendió amedrentar a las autoridades locales y enviar un mensaje a sus rivales del cártel del Golfo.

Asimismo, en julio de 2010, en Ciudad Juárez, fue colocado un auto-bomba, que dejó saldo de tres personas muertas, entre ellas un policía federal. El acto habría sido obra del cártel de Juárez por conducto de su brazo armado: La Línea.

Respecto de lo que ocurre en Nuevo León, el director de la Facultad de Derecho y Criminología de la Universidad Autónoma de Nuevo León, José Luis Prado Maillard, comentó a La Jornada que “los diferentes actos de violencia, como los narcobloqueos y los enfrentamientos entre bandas delictivas, han generado entre la sociedad un estado de sicosis generalizada. Estos grupos han ido adoptando métodos más sofisticados y violentos, provocando un estado de miedo entre la población civil, ya que esta actuación criminal de bandas organizadas se lleva a cabo de manera reiterada, pretendiendo crear alarma social”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario