19/08/2011

México será uno de los países más afectados por desaceleración en EU, advierte Moody’s

Indicios de nueva recesión mundial

El efecto será sentido este año y con mayor fuerza en 2012, sostiene la calificadora

Foto
Piso de remates de la bolsa de Nueva YorkFoto Ap
Roberto González Amador
Periódico La Jornada
Viernes 19 de agosto de 2011, p. 3

Es un hecho que la actividad económica de Estados Unidos será menor a la prevista hace apenas unos meses, y México va a ser uno de los países más directamente afectados. La advertencia fue hecha ayer por la firma de calificación de deuda Moody’s. Añadió que el principal efecto se sentirá sobre el crecimiento de la economía nacional y menos en las finanzas públicas o en la capacidad de pago de la deuda gubernamental.

La firma consideró que la seguridad que tienen los acreedores de deuda emitida por el gobierno mexicano no se ve alterada ni por la valuación de los bonos emitidos por el Tesoro de Estados Unidos, que colocó hace unos días en perspectiva negativa, ni por la expectativa de una menor actividad económica en ese país, que es destino de casi nueve de cada 10 dólares de exportaciones mexicanas.

En un reporte especial, Moody’s consideró ayer que la calificación de México permanecerá estable a pesar de la perspectiva negativa asignada a la calificación AAA de Estados Unidos y una mayor probabilidad de desaceleración económica.

A principio de este mes, Moody’s confirmó la calificación AAA a la deuda del gobierno de Estados Unidos, pero la colocó en una perspectiva negativa, lo que indica que la puede reducir en un plazo menor a 12 meses.

Esa valoración fue resultado de los desacuerdos políticos entre el gobierno y el Congreso de ese país, que se hicieron evidentes antes de que concluyera la negociación sobre el tope del endeudamiento, el 2 de agosto.

Moody’s mencionó que la colocación de la deuda de Estados Unidos en una perspectiva negativa, así como la desaceleración de la economía de ese país, han dado lugar a interrogantes respecto de la forma en que se verá afectada la calificación de la deuda pública de México.

Lo que es un hecho es que la mayoría de revisiones al pronóstico de crecimiento económico de Estados Unidos se han ajustado a la baja, hacia un nivel de 2.5 por ciento. A inicio de este año, el Fondo Monetario Internacional anticipaba para ese país un avance de 2.8 por ciento.

Un escenario de bajo crecimiento en la economía estadunidense tendrá, en general, consecuencias negativas para la economía mundial, y para los principales socios comerciales de Estados Unidos, en particular. México sería uno de los países más directamente afectados dado un elevado grado de sincronización en los ciclos económicos resultado de una alta correlación en los índices de producción industrial entre ambos países, consideró Moody’s.

El efecto de un menor crecimiento en Estados Unidos se dejará sentir en México este mismo año, pero con mayor fuerza en 2012, cuando se realizarán aquí y allá elecciones presidenciales.

Dado que una caída en el crecimiento de Estados Unidos ocasionará una desaceleración en la economía mexicana, estamos en proceso de revisar nuestras estimaciones de crecimiento para México. Si bien los ajustes para el año en curso serán marginales al continuar esperando un crecimiento del PIB del orden de 4 por ciento, el ajuste para 2012 será más significativo, señaló.

Moody’s anticipó que el próximo año la tasa de crecimiento de la economía mexicana será del orden de 2.5 por ciento, 1.4 puntos menos que el 3.9 considerado hasta ahora.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario