19/04/2011

Ahora incluye "ética y valores morales" conforme a la óptica de un capellán militar

Es cada vez más amplia la capacitación de EU a fuerzas federales mexicanas
Foto
Capacitación a efectivos castrenses en Centro de Adiestramiento de Fuerzas Especiales, el mes pasado en Temantla, estado de MéxicoFoto María Meléndrez Parada

Jesús Aranda
Periódico La Jornada
Martes 19 de abril de 2011, p. 10

La capacitación y entrenamiento que reciben los militares, marinos y agentes federales mexicanos de parte de Estados Unidos es cada vez más amplia y ya no se limita al adiestramiento, manejo de armas, tácticas antidrogas y antiterrorismo; la capacitación ya incluye ética y valores morales, impartidos con la óptica del capellán del Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación y Seguridad (Whinsec, por sus siglas en inglés), mayor del ejército estadunidense Pablo Pérez Maisonet, y otros especialistas en el tema del Comando Norte de Estados Unidos.

En un taller de tres días de duración que se desarrolló el año pasado en México, más de 20 especialistas estadunidenses ofrecieron un taller a sus pares mexicanos con el objetivo de desarrollar líderes éticos y para forjar la moral y el carácter ético.

De acuerdo con el número más reciente de la revista trimestral Ágora, editada por el Comando Norte de Estados Unidos, que tiene como fin ser un foro internacional para los militares y el personal de seguridad en México, participaron 55 miembros en servicio de un espectro amplio de organizaciones.

La revista destaca que además de los representantes del Comando Norte, tomó parte un representante de alto rango de la Secretaría de la Defensa Nacional, quien dio una presentación sobre cómo el Ejército Mexicano incorpora el entrenamiento sobre ética durante toda la carrera de un miembro en servicio.

En tanto, otros oradores analizaron el proceso de toma de decisiones éticas, comparando y contrastando las fortalezas y debilidades de distintos enfoques.

El encuentro fue inaugurado por el mayor Pérez Maisonet, capellán del Whinsec, con sede en el Fuerte Benning, quien hizo una introducción al concepto de ética; después habló Bill Kuiper, del Centro de Excelencia del Ejército para la Ética Militar Profesional.

La publicación señala que los asistentes respondieron a varios escenarios del tipo ¿qué pasa si?, que desafiaron y fortalecieron su valor moral. Algunos participantes actuaron un dilema ético que bien podría ocurrir durante las operaciones de control, señala el texto, el cual añade que “muchas personas no se dan cuenta de que, para los hombres y mujeres que protegen nuestras naciones, estas preguntas de ética –como si se encuentran dinero en la calle, ¿se quedan con el efectivo o lo devuelven?– no son un ejercicio retórico o filosófico, sino parte de la realidad de un día de trabajo”.

La forma en que los militares y el personal de seguridad enfrentan estas cuestiones éticas tiene un significado trascendental para las personas y los países a los que sirven, sostiene la publicación.

Cabe señalar que el capellán tiene la misión –en los Ejércitos donde existe esta figura– de ofrecer los servicios religiosos a los soldados en las instalaciones castrenses y cuentan con el apoyo del alto mando para efectuar su labor espiritual en las unidades.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario