30/04/2011

Lamenta obstáculos "a la participación ciudadana para definir el camino de México"

Deplora Raúl Vera impulso a leyes regresivas

Reunión del Tribunal Internacional de Libertad Sindical; mañana emitirá veredicto sobre el país

Foto
Miguel Concha, colaborador de La Jornada, en el foro del Tribunal Internacional de Libertad Sindical, ayerFoto Yazmín Ortega Cortés
Carolina Gómez Mena
Periódico La Jornada
Sábado 30 de abril de 2011, p. 17

El obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera, lamentó que se esté cerrando la puerta a la participación ciudadana para definir el camino de México, en relación con las discusiones que se dieron durante los últimos días en torno a la Ley de Seguridad Nacional y a que las propuestas de modificación de la legislación laboral no reflejan las necesidades de los trabajadores sino de las patronales.

Al inaugurar la sesión previa a que el Tribunal Internacional de Libertad Sindical emita su veredicto sobre México, mañana primero de mayo, el obispo criticó que sea la irracionalidad lo que prevalezca en muchas de las determinaciones que afectan la vida del país, y dio como ejemplo de esto las leyes de Seguridad Nacional y las propuestas de cambio a la normativa laboral.

Ante cientos de sindicalistas y los integrantes nacionales e internacionales del tribunal, Vera también deploró que se intente hacer legal lo ilegal y aseguró que la Ley de Seguridad Nacional no se ha pensado para resguardar a la población, sino a las estructuras del gobierno.

Se quiere aprobar una ley de seguridad que permita al Presidente el uso del Ejército... con esta ley están pensando protegerse ellos, es para la seguridad del aparato político, no de los ciudadanos, indicó.

También comentó que al tener estas facultades el Ejecutivo, incluso podría utilizar esta normativa para acallar inconformidades de los movimientos civiles y no sólo para combatir al crimen organizado, y llamó a la racionalidad a quienes tienen el corazón enfermo y la mente oscura.

Asimismo, y parafraseando pasajes bíblicos, señaló que a los que traicionan más les valdría no haber nacido, Vera dejó entrever que quienes vienen a la Tierra a obstruir la justicia y la verdad, a explotar y a destruir al otro, deberían observar esas palabras, y agregó que la clase obrera que lucha por sus derechos es uno de los sectores que le pone las bases racionales ante los que quieren desbaratar a México.

En tanto Amparo Merino, doctora en derecho por la Universidad de Castilla-La Mancha e integrante internacional del tribunal, recordó que el año pasado, durante la conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores, dicho tribunal, luego de escuchar los casos de violaciones a las garantías laborales y a la libertad sindical, condenó al Estado mexicano por vulnerar esos derechos.

Mañana domingo, el tribunal emitirá un nuevo veredicto sobre México y todo apunta a que el gobierno mexicano será nuevamente condenado, porque en lugar de revertir sus actuaciones, ha agudizado los ataques a los trabajadores y a sus organizaciones sindicales.

Merino criticó a los gobiernos que se pliegan al capital y a los grupos privados que tienen detrás a las grandes trasnacionales que buscan abaratar costos y vulnerar los derechos de los trabajadores y puntualizó que estas empresas están empeñadas en destruir y lo hacen con la complicidad de algunos gobiernos. Insisitó en que los derechos laborales son universales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario