22/04/2011

El cardenal aclara que el cura castigado no es vocero de la arquidiócesis de México; "soy yo"

Tibia, sanción de SG a Valdemar Romero, dice el PRD; es injusta: Norberto Rivera

El apercibimiento por llamar a votar contra el partido del sol azteca, amonestación mínima

Carolina Gómez y Alma Muñoz
Periódico La Jornada
Viernes 22 de abril de 2011, p. 12

Mientras la dirigencia del PRD consideró tibia la amonestación impuesta por la Secretaría de Gobernación al vocero de la arquidiócesis de México, Hugo Valdemar Romero –por llamar a no votar por ese partido–, el cardenal Norberto Rivera se solidarizó con él.

Al término de la misa de Jueves Santo en la Catedral Metropolitana, el jerarca católico contó una anécdota a los feligreses: 28 veces vinieron sacrílegamente a interrumpir las celebraciones santas, y por una vez que un sacerdote atinadamente protesta recibe una amonestación, mientras los que por 28 veces sacrílegamente incursionaron aquí no recibieron ninguna.

Esta semana, Gobernación informó que concluyó que el sacerdote violó la fracción primera del artículo 29 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, por lo cual le aplicó un apercibimiento, que es la sanción administrativa mínima. La determinación se refiere a la queja presentada por el PRD contra el sacerdote debido a que en agosto de 2010 llamó a no votar por ese partido, luego de que se aprobaron los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Rivera Carrera dijo no saber si este apercibimiento es legal, pero dijo tener certeza de que es muy injusto, por lo cual nos solidarizamos con este sacerdote. Sin mencionar el nombre de Romero Ascención, remarcó: este sacerdote, que por cierto los medios de comunicación le dieron el nombramiento de mi vocero, pero en los 15 años que tengo aquí a nadie se lo he dado, porque el vocero de esta arquidiócesis es su servidor, está recibiendo una amonestación, yo no sé si sea legal, pero es muy injusta. Creemos que la Iglesia siempre debe defender sus derechos.

A su vez, Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD, dijo que aun cuando la sanción es tibia, demuestra quién tiene razón y queda el antecedente para cualquier ministro de culto de que si bien tienen capacidad de generar un discurso moral y ético, la Constitución les restringe promover la participación en favor o en contra de un candidato o de un partido, y eso es justo lo que Valdemar no entiende.

Sostuvo que no es de extrañar la actitud que Gobernación ha asumido durante la última década en favor de los representantes de la Iglesia católica, pues de 2000 a mayo de 2009, la Dirección General de Asociaciones Religiosas ha multado sólo a 36 ministros de culto con 125 días de salario mínimo; a otro con 500, y cuatro más recibieron apercibimientos por realizar proselitismo político, además de que sólo clausuró un templo. Recordó que sigue pendiente el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sobre la arquidiócesis de México, que también incurrió en violaciones al artículo 130 constitucional y a la Ley de Asociaciones Religiosas al haber dado su respaldo a Valdemar, aunque no descartamos que ocurra lo mismo que en otras ocasiones, donde ya se ha exonerado a prelados de alta envergadura.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario