12/04/2011

Suspensión de Supervía por parte de Profepa evidencia la ilegalidad de la obra


  • CEMDA y Litiga Olé pidieron a Semarnat revisar y revocar la autorización del cambio de uso de suelo en terreno forestal hasta en tanto no se presente la manifestación de impacto ambiental.
  • PROFEPA debe iniciar las acciones legales por la tala y desmonte ilegal, dando conocimiento a la PGR.
10 de abril 2011/CEMDA y Litiga Olé
El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) y Litiga Olé señalaron este día que la suspensión ordenada a la Supervía por parte de la Delegación Metropolitana de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) es la prueba evidente de que la obra se está construyendo sin contar con las autorizaciones pertinentes y en violación a la normatividad ambiental.
En concordancia con esta irregularidad, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales debe revisar, y revocar la autorización del cambio de uso de suelo en terreno forestal hasta en tanto no se presente la manifestación de impacto ambiental, que permita identificar los daños ambientales, y en su caso, negar dicha autorización.
Al mismo tiempo consideraron que la Profepa debe iniciar las acciones legales pertinentes en contra de las acciones de tala y desmonte ilegal, que se llevó a cabo en terrenos forestales, dando conocimiento de los hechos a la Procuraduría General de la República para que determine si se está ante la comisión de un delito ambiental por la tala y desmonte realizada por la empresa sin contar con los permisos necesarios para ello.
"Semarnat no debió autorizar los permisos de cambio de uso de suelo forestal sin haber contado el proyecto de la Supervía con un resolutivo favorable en materia de Impacto Ambiental federal, por lo que el derribo de árboles en esta zona constituye un delito ambiental, sobre el que se deberá proceder en consecuencia", señaló Gustavo Alanís, presidente del CEMDA.
Por su parte, Luis García, abogado de Litiga Ole, mencionó "que la denuncia presentada ante la Profepa por Litiga Ole y CEMDA, fue una evidente vulneración a la normatividad ambiental, confirmada hace un par de días por la Profepa. Esperamos que esta actuación de las autoridades federales sirva de muestra a las autoridades del Distrito Federal, en el sentido de que los actos ilegales pueden corregirse a través de la legalidad y la voluntad política. Por lo anterior se les invita nuevamente a aceptar la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal".
El bosque de Tarango es de gran importancia para las personas que habitan y transitan la ciudad, debido a los servicios ambientales que presta, tales como la captación de agua y la recarga de mantos acuíferos, así como por la presencia de flora y fauna endémica con estatus de conservación o protección federal, y la producción de oxígeno y regulación del clima.
Adicionalmente, las organizaciones recordaron que obras como la Supervía incentivan el uso del transporte particular, por lo que van en contra de los acuerdos adoptados en la Cumbre de Alcaldes de Cambio Climático, así como de los esfuerzos internacionales para reducir los gases de efecto invernadero provenientes del sector transporte que representan la segunda fuente de emisiones a nivel mundial.
Se congratularon también por la acción de la Profepa e insistieron en la necesidad de que esta institución continúe realizando su labor con independencia y en estricto apego a la ley.
Finalmente CEMDA y Litiga Olé anunciaron que continuarán denunciando las ilegalidades que se están cometiendo en la realización de la Supervía e invitaron a la Semarnat a abrir el proceso de consulta pública, ante la inminente presentación de la Manifestación de Impacto Ambiental en relación con la Supervía.
Para mayor información contactar:
Centro Mexicano de Derecho Ambiental
Margarita Campuzano Tel. (55)52863323
Ricardo Ruiz Tel. (55)52863323

Esta recopilación también puede ser consultada en: Sididh

No hay comentarios.:

Publicar un comentario