25/04/2011

La materia de litigio abarca empresas, hoteles y cuentas de banco

Denuncian a tres notarios y un juez por despojo de herencia millonaria
Alfredo Méndez
Enviado
Periódico La Jornada
Lunes 25 de abril de 2011, p. 15

Nuevo Laredo, Tamps. Como parte de uno de los litigios civiles de mayor cuantía económica que se dirimen en la actualidad en el ámbito judicial, pues implica una controversia por unos 250 millones de dólares, tres notarios públicos y un juez del estado de Tamaulipas fueron denunciados penalmente, por apoderarse de millonaria herencia, de la que despojaron a la familia de uno de los empresarios más prominentes de este municipio, presuntamente mediante una serie de maniobras jurídicas ilegales.

El juicio implica la propiedad de cuantiosas propiedades, compañías de diversos ramos, hoteles y varias cuentas bancarias, según informó a La Jornada Julio Lerma Ramírez, hijo mayor del empresario Francisco Julio Lerma Sánchez, quien acudió el 17 de septiembre de 2008 ante el notario Santiago Candelario Aréchiga Guajardo para elaborar su testamento con el fin de heredar sus bienes a sus hijos.

Sin embargo, el 10 de abril de 2009, Aréchiga Guajardo protocolizó en Estados Unidos un testamento supuestamente firmado por Lerma Sánchez a sólo 13 días de su muerte, en el que supuestamente legó todos sus bienes a ese notario tamaulipeco.

Aréchiga es un notario conocido en el estado de Tamaulipas porque representa al ex gobernador de la entidad Eugenio Hernández Flores en negocios y propiedades del político priísta en Nuevo Laredo, según expuso Lerma Ramírez.

Los notarios públicos implicados en este caso, además de Aréchiga Guajardo, son Eduardo José Garza López y Mario Alfonso Jesús González Basurto, así como el juez en materia civil Luis Manuel Navarro Cruz, quienes fueron denunciados por la familia Lerma de pretender despojarlos de hoteles, empresas, bienes inmuebles y cuentas bancarias, fortuna que amasó Lerma Sánchez durante más de 50 años.

La familia Lerma denunció ante la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas que los tres notarios, en complicidad con el juez Navarro, han realizado una serie de maniobras judiciales para simular que Lerma Sánchez legó, inexplicablemente, toda su fortuna a Aréchiga Guajardo.

El testamento controvertido fue elaborado y validado por el notario público 89 de Nuevo Laredo, José Garza López. Pero lo más insólito es que presuntamente el extinto empresario se trasladó de Estados Unidos a Nuevo Laredo para dictar, revisar y firmar el testamento en favor de Aréchiga.

Eso fue imposible, porque mi padre estaba imposibilitado por prescripción médica para viajar, aseguró Lerma Ramírez.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario