08/04/2011

"No pensé que se politizara" el hecho, se defendió la diputada panista Rosi Orozco

PRI, PRD y PVEM deploran la asistencia de niños en debate sobre trata de personas

Roberto Garduño y Enrique Méndez
Periódico La Jornada
Viernes 8 de abril de 2011, p. 10

La asistencia de niñas, niños y jóvenes víctimas de la trata de personas y violencia sexual a la Cámara de Diputados generó controversia en la sesión plenaria, cuando ingresaron al balcón de invitados mientras se desarrollaba la sesión ordinaria.

Algunos de los menores fueron víctimas de abuso por Jean Succar Kuri, quien purga condena en una cárcel de Quintana Roo y sobre el cual pesa una demanda para que sea enviado a un penal federal de máxima seguridad.

Los 10 menores fueron presentados por la diputada Rosi Orozco, del PAN, quien ponderó la urgencia de impulsar la cultura de la denuncia sobre trata de personas y violencia sexual: Mi anhelo es que las víctimas denuncien; este tema no debe politizarse, porque aquellos que toman la decisión de hacer público su caso están sirviendo a la sociedad para que este flagelo no se repita.

Sin embargo, la presencia de siete niñas y tres niños en el pleno fue reprobada por diputados de PRI, PRD y PVEM. El ecologista Alberto Ezeta argumentó que llevar a esas jóvenes víctimas de abuso y trata al pleno camaral representa un circo.

La sesión ordinaria estaba por concluir cuando los infantes ingresaron al balcón de invitados con el rostro cubierto con un antifaz, con la finalidad de permanecer en el anonimato.

Este hecho provocó el rechazo de varios legisladores, entre ellos el vicecoordinador de la bancada del PRI, José Ramón Martell, y el perredista Emilio Serrano, quienes reprocharon a la diputada Orozco el uso político que daba al tema de la denuncia sobre trata de personas y abuso sexual.

Le reclamaron que eso tiene nombre y es lucrar con el dolor de las víctimas.

El encono subió de tono y los priístas sugirieron al presidente de la mesa directiva, Jorge Carlos Ramírez Marín –quien se dirigía a saludar a los niños al balcón de invitados–, que no lo hiciera, porque eso representaba una manipulación de menores.

Más tarde, la diputada Orozco dijo que estaba afligida porque nunca consideró que el tema se politizara. No pensé que se tomara así. Debemos promover la cultura de la denuncia y que de algo sirva el esfuerzo que hacen estas personas para que la mayoría conozca sus casos y se eviten más hechos de violencia contra mujeres y niños, señaló.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario