30/12/2010

Comerciantes indígenas de San Cristóbal denuncian maniobras para desalojarlos

Hay versiones de que en el lugar buscan construir un almacén de autoservicio o un parque


Hermann Bellinghausen
Enviado
Periódico La Jornada
Jueves 30 de diciembre de 2010, p. 13

San Cristóbal de las Casas, Chis., 29 de diciembre. Comerciantes indígenas del mercado tradicional de esta ciudad, adherentes de la otra campaña, denunciaron la pretensión por parte del gobierno municipal de desalojarlos de dicha instalación. Existen versiones de que se planea edificar un gran almacén de autoservicio Soriana, empresa que se ha expandido en Chiapas en años recientes.

Hace 40 años, el mercado José Castillo Tielemans, que tiene la función para nosotros y nosotras de ser el centro de trabajo, lo que tenemos cada día, allí sale la paga para nuestra comida. El mercado es un referente sancristobalense, incluso para el turismo, en una zona ampliamente ocupada por comerciantes y productores agrícolas tzotziles y tzeltales de los Altos.

Hace un año, el alcalde priísta y empresario constructor Mariano Díaz Ochoa y el gobierno estatal iniciaron la edificación de un nuevo mercado en la zona norte de la ciudad, cerca de la salida a San Juan Chamula. Allí mismo, el gobierno estatal construyó una nueva terminal de autobuses. Ambas obras, de gran envergadura, carecen de vialidades adecuadas y se incrustan en zonas altamente pobladas por indígenas y con pobre infraestructura urbana. Ya antes de inaugurarse estas obras, la zona está al borde del colapso vial. Sobre todo si se agrega la completa falta de mantenimiento en las calles y carreteras de San Cristóbal, lo cual se suma a sus graves problemas ambientales.

Sabemos que el mercado era acuerdo para los habitantes de 48 colonias de la zona norte, y que les dijeron que le tocaba 60 puestos a cada colonia. Pero luego el presidente cambió al acuerdo y resultó que sólo tocarían seis puestos por cada colonia, y a otras sólo cinco, porque las autoridades nos quieren llevar a todos y todas al nuevo mercado.

Los locatarios y vendedores adherentes de la otra campaña, quienes no son los únicos opuestos al traslado, expresan: No se sabe bien qué va a ocurrir con el mercado José Castillo Tielemans. Unos dicen que la municipalidad tiene vendido el terreno a la empresa Soriana, y otros que van a poner un parque (turístico). Nosotros no queremos ni la empresa ni el parque. Tampoco el mercado de la zona norte, porque es otro sitio y otro trabajo.

Según informaciones periodísticas, el gobierno municipal pretende sacar a la fuerza a los comerciantes. Dicen los funcionarios que no tenemos derecho a hablar porque no somos ciudadanos de San Cristóbal, y esto no es cierto. Además, como dice la Constitución Política, todos tenemos derecho a manifestarnos y vamos a defender nuestro centro de trabajo, porque es nuestra vida.

Anuncian que se opondrán al desalojo. Hay locatarios que ya aceptaron ser trasladados, y esto lo respetamos, pero también queremos el respeto a todos los que quieren seguir en el Castillo Tielemans, advierten, y hacen responsable al gobierno municipal y estatal de lo que nos pueda pasar a los y las comerciantes que vamos a resistir a la reubicación.

Cabe señalar que este año nuevo habrá relevo de gobierno municipal, y Díaz Ochoa entregará la alcaldía a Cecilia Flores, ganadora por el Partido de la Revolución Democrática de las recientes elecciones locales. Siendo el mercado norte un proyecto del gobierno estatal, es muy probable que sigan adelante los planes de desalojar el viejo mercado. Ello ha sido un proyecto gubernamental desde administraciones pasadas, que construyeron el mercado popular del sur con la misma intención, pero los indígenas se opusieron, del mismo modo que hoy lo hacen al menos 600 comerciantes tradicionales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario