11/12/2010

Denuncia la senadora en foro un "gravísimo" retorno a la práctica de desapariciones

Militarización vulnera derechos: Ibarra; ve CNDH inusual violencia

En un año, mil 300 quejas contra soldados por tortura y trato inhumano, señala Navarrete

Hay un sentimiento de inseguridad colectiva, alerta Plascencia

ONU: la crítica no es delito


Andrea Becerril
Periódico La Jornada
Sábado 11 de diciembre de 2010, p. 9

La militarización del país es la principal amenaza a las garantías fundamentales de los mexicanos, advirtió Rosario Ibarra al participar en un foro por el Día Internacional de los Derechos Humanos, en el cual denunció que desde hace cuatro años se ve un gravísimo regreso a la práctica de la desaparición forzada de personas.

En el encuentro, organizado por el Senado y la oficina en México de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos, el coordinador perredista Carlos Navarrete expuso que en lo que va del año se han presentado mil 300 denuncias contra militares por tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes, y otras 900 referidas a cateos ilegales.

Este dato significa, dijo, que la intervención del Ejército en el combate al crimen organizado trae como consecuencia una regresión mayor en materia de derechos humanos, toda vez que las fuerzas armadas no están preparadas para tareas policiacas y en los enfrentamientos contra los criminales existe lo que se ha dado en llamar bajas colaterales, que son personas inocentes que pierde la vida.

Desapariciones sin distingo social

La senadora Rosario Ibarra, quien preside la Comisión de Derechos Humanos del Senado, recalcó que en las décadas de los años 60 y 70 se perpetró la desaparición forzada de cientos de luchadores sociales y opositores políticos; pero en la actualidad, en la pesadilla que representan más de 30 mil ejecutados, ya no se trata de eliminados políticos, sino de desaparecidos sin distingo social.

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, resaltó que no es coyuntural que en la actualidad la mayor exigencia social sea la protección de las garantías fundamentales ante la inusual violencia padecida en el país y que ha provocado una gran sensación de inseguridad colectiva y de insuficiencia institucional por parte de las autoridades encargadas de brindar seguridad e impartir justicia.

Durante el foro, realizado para conmemorar el 62 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el representante en México de la Alta Comisionada de la ONU, Javier Esteban Hernández Valencia, exhortó a los gobiernos a reconocer que la crítica no es delito y a liberar a quienes han sido detenidos por ejercer pacíficamente sus libertades.

“Es necesario –dijo– un mejor trabajo para defender a los defensores de los derechos humanos”.

Destraban iniciativas

El senador Navarrete clausuró por la tarde el evento y adelantó que la reforma constitucional en materia de derechos humanos, que el Senado aprobó en abril pasado, se destrabó ya en la Cámara de Diputados y se presentará ante el pleno de San Lázaro el próximo lunes.

Antes, en ese mismo foro, el coordinador de los senadores del PAN, José González Morfín, recordó que en la Cámara de Diputados hubo resistencia para avalar esa reforma, que establece cambios trascendentales a 10 artículos de la Carta Magna.

En otro tema, Navarrete informó que en el Senado se prevé también votar la minuta de la Cámara de Diputados para determinar con toda precisión en la Carta Magna el carácter laico del Estado mexicano y otra reforma para garantizar la libertad religiosa en el país. Dijo que los dictámenes estarán listos el lunes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario