29/12/2010

Decenas de ONG nacionales e internacionales exigen justicia al Estado

Cultura de violencia contra las mujeres, causa del asesinato de Marisela Escobedo
Rubén Villalpando
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 29 de diciembre de 2010, p. 5

Ciudad Juárez, Chih., 28 de diciembre. La causa del asesinato de Marisela Escobedo es la cultura de discriminación y violencia contra las mujeres que el Estado mantiene desde hace dos décadas, afirmaron 120 organizaciones locales, nacionales e internacionales.

Además, el crimen cometido el pasado jueves 16 a las puertas del palacio de gobierno del estado muestra la desprotección criminal en que se mantiene a las defensoras sociales y la falta de voluntad para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, agrega el texto colectivo que la organización empresarial Plan Estratégico de Juárez comenzó a distribuir por Internet.

Basta de simulación; exigimos a las autoridades justicia para la familia de Marisela Escobedo y Rubí Marisol Frayre, así como poner fin al homicidio de mujeres y la impunidad de los responsables, manifiestan los firmantes.

En el documento ubican el caso de Marisela Escobedo en un contexto de violencia contra el sector femenino en general y las luchadoras sociales en particular, y exigen a las autoridades cumplir la sentencia del Campo Algodonero emitida en 2009 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos para prevenir, investigar y sancionar debidamente la violencia sexual y las desapariciones y homicidios de género.

Además, denuncian que en el debate del presupuesto estatal no se han incorporado recursos para cumplir el fallo del organismo internacional ni la Ley por el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Ante el gravísimo incremento de las agresiones contra las defensoras de los derechos humanos, responsabilizamos al Estado mexicano de cualquier otro acto en su contra, pues hasta la fecha no ha investigado los hechos precedentes ni realizado las acciones básicas para garantizar su vida e integridad. Además –señalan–, la ocupación policiaco-militar de Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua iniciada en 2008 no se tradujo en seguridad para las mujeres.

Según el manifiesto, “más de 50 millones de pobres, más de 7 millones de jóvenes que no trabajan ni estudian, más de 3 mil homicidios perpetrados este año en Ciudad Juárez y los 10 mil huérfanos que arroja la fallida guerra contra el narcotráfico, aunados al hambre y el desempleo, evidencian que fracasamos como sociedad.

Tal realidad es efecto de corrupción, opacidad, clientelismo, autoritarismo y una ciudadanía que no exige un mejor gobierno, señalan en el documento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario