24/12/2010

Es una llamada de atención para el Estado, afirma Ramón Galindo

Grave, que delincuentes evidencien vacíos de autoridad, deplora senador
Andrea Becerril
Periódico La Jornada
Viernes 24 de diciembre de 2010, p. 11

Ante los vacíos de autoridad en varias regiones del país, el crimen organizado pretende legitimarse – de manera muy peligrosa– y enarbolar banderas de justicia social, advirtió el senador panista Ramón Galindo. Agregó que el hecho de que un grupo de narcotraficantes ofrezca ubicar y castigar a los asesinos de la activista Marisela Escobedo es señal del amplio margen de maniobra que tienen.

Quieren demostrar a la sociedad, y eso es muy grave, que pueden resolver casos en los que el gobierno ha mostrado incapacidad, recalcó el ex presidente municipal de Ciudad Juárez.

Lo anterior es una llamada de atención para el Estado mexicano, porque ya en Michoacán los cárteles de la droga cuentan con bases sociales y hay planteamientos de insurgencia de criminales que buscan de esa forma justificar sus actividades ilegales, añadió.

Comentó que en Ciudad Juárez, pese a la presencia del Ejército y la Policía Federal, la violencia persiste, ya que el crimen organizado, a pesar de los golpes que ha recibido, aún tiene una presencia muy importante en esa urbe fronteriza.

Aunado a lo anterior, agregó, hay ahora otro ingrediente que puede provocar un coctel explosivo: una delincuencia con bases sociales o aliada con grupos guerrilleros.

A su juicio, el ofrecimiento de un grupo de delincuentes, formulado mediante narcomantas que aparecieron en Sinaloa, de ubicar a los asesinos de la activista Marisela Escobedo, es otra señal de que el crimen organizado busca maneras de legitimarse, de presentarse ante la opinión pública no como los responsables del clima de violencia que se vive, sino como algo positivo.

Con ello, apuntó, tratan de evidenciar que hay un gran vacío de autoridad, sobre todo a nivel local, donde los gobiernos están siendo incapaces de garantizar seguridad y justicia. Los criminales compiten con el gobierno y quieren demostrar a la sociedad que pueden resolver asuntos en los que las autoridades han mostrado ineficacia.

Eso es muy delicado, porque pudiera producir una buena imagen de los criminales ante la sociedad, generar la idea en el imaginario colectivo de que hacen las cosas que el gobierno no puede hacer. No debe menospreciarse ese nuevo escenario, con una corriente de criminales que pretenden ocupar espacios más allá de sus actividades delictivas y ocupar ciertos espacios de reclamos ciudadanos.

Galindo consideró que es necesario adelantarse al crimen organizado, con una estrategia en la que haya muchas más tareas de inteligencia, con cuerpos policíacos depurados. Señaló que el homicidio de Escobedo demuestra la incapacidad del gobierno de Chihuahua para garantizar la integridad de los ciudadanos.

Por otra parte, expuso que durante el receso legislativo debe seguirse analizando la reforma constitucional para crear el mando único policiaco, con el fin de lograr el consenso en torno a una propuesta que deje a salvo a los municipios y no establezca de manera obligatoria esa unificación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario