18/12/2010

Preocupación extrema: ONU-DH y AI


Fernando Camacho Servín
Periódico La Jornada
Sábado 18 de diciembre de 2010, p. 12

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos en México (ONU-DH) condenó enérgicamente el asesinato de Marisela Escobedo, en Chihuahua, quien exigía justicia en el caso del asesinato de su hija Rubí Frayre.

Javier Hernández, titular del organismo, dijo que es desoladora e indignante la impunidad en la que se hundió el esfuerzo de Escobedo. Escandaloso que le haya costado la vida y que su homicidio esté grabado por las cámaras de seguridad del área, dijo.

En tanto, Amnistía Internacional (AI) advirtió que el hecho muestra una vez más las deficiencias del sistema de justicia en los casos de mujeres y niñas asesinadas o desaparecidas en Chihuahua.

Una vez más la negligencia de las autoridades federales y estatales para prevenir y sancionar la violencia contra la mujer en Chihuahua ha llevado a que sean los familiares y las organizaciones de derechos humanos los que sufran las represalias por luchar por la justicia y la verdad, señaló AI en una declaración pública.

En un comunicado la ONU-DH señaló que este es el momento de redoblar nuestra solidaridad y acompañamiento con todas las personas, en particular mujeres y madres que buscan sobreponerse a la tragedia de haber visto a sus familias diezmadas por la violencia y, en medio del dolor, no cesan en su firme reclamo de justicia.

Que la mirada internacional regrese

En tanto, integrantes de organizaciones civiles advirtieron que el asesinato de Escobedo marca un punto de preocupación extrema en un ambiente ya de por sí generalizado de agresiones contra defensores de derechos humanos.

Lucha Castro, coordinadora del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, afirmó que este acto de violencia puede considerarse un crimen de Estado, ya que las autoridades del país y de la entidad nunca han hecho su trabajo para romper con el círculo de impunidad que rodea a los feminicidios.

Las asociaciones de derechos humanos pedirán que la mirada internacional regrese, y para ello han contactado ya a Naciones Unidas y a la Organización de Estados Americanos, para que sus relatores comprueben in situ el nivel de vulnerabilidad al que están expuestas las mujeres.

Por su parte, el director ejecutivo de AI México, Alberto Herrera, dijo que con este hecho nos encontramos en un punto de máxima preocupación en términos de responsabilidades incumplidas del gobierno federal para proteger a los defensores de derechos humanos. No sé cuántos activistas más vamos a ver muertos, amenazados y hostigados, lamentó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario