27/12/2010

Rechaza visitador juicio político contra magistrados que liberaron a homicida

El asesinato de Marisela Escobedo generó una admirable reacción de indignación: ONG


Rubén Villalpando
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 27 de diciembre de 2010, p. 8

Ciudad Juárez, Chih., 26 de diciembre. El segundo visitador a cargo de la mesa de quejas de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), Gustavo de la Rosa Hickerson, rechazó el juicio político que se pretende instruir a los tres jueces que liberaron al homicida confeso de la adolescente Rubí Marisol Frayre, cuya madre –Marisela Escobedo– fue asesinada el 16 de diciembre ante el palacio de gobierno de Chihuahua, cuando exigía justicia.

El reclamo reside en la actuación ineficaz de la procuración de justicia y de los encargados de resguardar el área del palacio estatal y la presidencia municipal de Chihuahua, por las omisiones cometidas el día de los hechos, dijo De la Rosa Hickerson.

El pronunciamiento del segundo visitador ocurrió después de que el pasado miércoles el presidente de la CEDH, José Luis Armendáriz González, pidió al Congreso del estado iniciar el procedimiento contra los jueces Catalina Ochoa Contreras, Netzahualcóyotl Zúñiga Vázquez y Jesús Manuel Medina Parra, y de la respuesta que ofreció un día después Fernando Mendoza Ruiz, presidente de la Diputación Permanente, quien dijo que el juicio político se efectuaría en un periodo extraordinario de sesiones.

El jurado encabezado por Ochoa Contreras absolvió el 30 de abril pasado a Sergio Rafael Barraza Bocanegra por considerar que su confesión autoinculpatoria del asesinato de su esposa adolescente y el sitio donde la enterró en agosto de 2008, así como los otros testimonios vertidos en el juicio oral en su contra, daban lugar a una duda razonable.

El confeso homicida estuvo un año en prisión preventiva, pero fue liberado tras el fallo y, aunque tres semanas después un tribunal de casación de tres magistrados encontró irregularidades y dispuso iniciar otro juicio, nunca se le reaprehendió, pese a que la madre de la víctima lo responsabilizó de amenazas de muerte en su contra.

El artero asesinato de Marisela Escobedo Ortiz generó una admirable reacción ciudadana de indignación, toma de conciencia y solidaridad que se convierte en movimiento social, dijeron este domingo organizaciones.

La Red Mesa de Mujeres; el Movimiento Ciudadano por la Paz y la Vida Digna, Mujeres por México; el Frente Democrático Campesino; el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres; el Centro de Derechos Humanos Paso del Norte; el Grupo Feminista 8 de marzo; El Barzón, y la Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos también advirtieron sobre el retiro de las veladoras colocadas por gente indignada alrededor del palacio de gobierno en memoria de Marisela Escobedo.

Se trata de una actitud represiva contra una expresión ciudadana pacífica que a nadie hacía daño, pero lo peor –alertaron– es que en algunos medios de prensa ya inició una campaña contra Lucha Castro y Gabino Gómez, abogada de Marisela Escobedo y luchador social que la apoyaron en todo momento, a fin de desprestigiar una causa que genera gran solidaridad no sólo en Chihuahua sino en el país y el mundo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario