24/12/2010

Piden postular candidatos para vigilar la aplicación de la convención sobre desaparecidos

Reprueba el Comité Hasta Encontrarlos que el Estado no reconozca su competencia

Reclama presentación con vida de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Cruz Sánchez, del EPR

La Jornada
Oaxaca, Oax., 23 de diciembre. El Comité Hasta Encontrarlos, que reclama la presentación con vida de los miembros del Ejército Popular Revolucionario (EPR) Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Cruz Sánchez, expresó su beneplácito por la entrada en vigor de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, de la Organización de las Naciones Unidas, pero reprobó que el Estado mexicano no haya reconocido la competencia del comité regulador.

En un manifiesto –suscrito junto con el Comité Cerezo México, la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Nacidos en la Tempestad, y el Comité Monseñor Romero– el organismo civil expuso que sólo seis de los 21 países parte de la Convención Internacional reconocen la competencia del comité contra la desaparición forzada, integrado para recibir comunicaciones de víctimas de alguna violación a la misma, y así no se le da plena eficacia al organismo.

Dentro de los estados renuentes, subrayó, se encuentra México, a pesar de que en el sexenio pasado reconoció la competencia de los órganos convencionales de vigilancia de los tratados sobre derechos humanos de los que hasta ese momento era parte.

Al desconocer la competencia del comité, México da un paso atrás en política exterior en materia de derechos humanos, señaló, por lo que apremió al Estado a retomar su aliento progresista, e incluso a participar activamente en la integración del comité encargado de vigilar la aplicación y cumplimiento de la Convención Internacional, mediante la postulación de un experto mexicano.

Se esperaría que el proceso de postulación sea transparente y que se invite a la sociedad civil organizada a que proponga los candidatos o candidatas, que en su opinión resulten idóneos para ocupar dichos cargos en atención a criterios de conocimientos, honorabilidad, experiencia y compromiso con la causa de los derechos humanos, y particularmente con la de las personas desaparecidas y demás víctimas de la desaparición forzada, incluyendo a los familiares, concluyó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario