29/12/2010

CNDH: Marina, culpable de la muerte de una civil en Morelos


Rubicela Morelos Cruz
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 29 de diciembre de 2010, p. 10

Cuernavaca, Mor., 28 de diciembre. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) concluyó que elementos de la Secretaría de la Marina fueron responsables, de manera institucional, de la muerte a balazos de la civil Patricia Terroba, en el fraccionamiento Los Limoneros, de esta capital, el 11 de diciembre de 2009, cuando uniformados se enfrentaron contra integrantes del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, por lo que recomendó al titular de la dependencia, Mariano Francisco Saynez Mendoza, que se reparen los daños y se indemnice a los familiares.

En su recomendación 83/2010 –con fecha 16 de diciembre de este año–, derivada de la queja CNDH/2/2009/ 5985/Q, promovida por la familia de Terroba, la CNDH además emplazó a la Semar a que se le entreguen informes completos, precisos y de manera puntual, a efecto de que cuente con evidencias para conocer la verdad histórica y jurídica de los hechos materia de investigación, para la vigilancia y defensa de los derechos humanos.

Recomienda capacitar personal

De igual manera, solicitó a la Marina que diseñe e imparta un programa integral de capacitación y formación en materia de garantías individuales a mandos medios, superiores y oficiales de la Armada de México, buscando con ello que las tareas que realizan se ajusten a la legalidad y respeto a los derechos humanos, así como a las disposiciones contenidas en la Directiva 003/09, que regula el uso legítimo de la fuerza por el personal naval, y que le elabore un material de divulgación y fácil acceso, enviando a esta Comisión Nacional las constancias de su cumplimiento.

La CNDH argumentó que durante el operativo del 11 de diciembre del año pasado, la Marina incurrió en graves violaciones a los derechos humanos y en uso ilegal de la fuerza; asímismo, consideró que durante la investigación la dependencia no proporcionó algunos informes requeridos, con el argumento de que se trata de información reservada por razones de seguridad.

Considera que si bien no cuenta con elementos suficientes para definir con certeza quién fue el autor de la privación de la vida de V1 (Patricia Terroba), las evidencias recabadas permiten afirmar que el uso arbitrario de la fuerza pública por elementos de la Marina, omitió proteger la integridad física de las personas que se encontraban en los alrededores del lugar donde ocurrió el enfrentamiento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario