29/12/2010

El crimen cobró otras 40 vidas en varias entidades

Un taxista también fue víctima del fuego cruzado; el saldo: 4 fallecidos, dos heridos y 11 detenidos

Muere una niña en tiroteo entre sicarios y federales en Durango

Padres de la menor acusan a policías

De la Redacción
Periódico La Jornada
Miércoles 29 de diciembre de 2010, p. 5

Un enfrentamiento entre fuerzas federales y hombres armados ocurrido en la periferia de la ciudad de Durango arrojó un saldo de al menos cuatro muertos, entre ellos un agente, una menor de 13 años y el chofer de un taxi, además de dos heridos y 11 detenidos, en tanto que otras cuatro personas fueron ejecutadas en los municipios de Gómez Palacio y Tepehuanes.

Al cierre de esta edición, los padres María Elena afirmaron que fueron policías quienes la mataron e hirieron a su hijo Óscar, de 18 años, pero no podían asegurar si la bala homicidia procedió de agentes federales o estatales.

La refriega empezó después de las 14 horas de ayer, cuando en calles de la colonia Liberación Social un comando abrió fuego contra un grupo de elementos de la Policía Federal, quienes durante casi una hora repelieron la agresión. Con apoyo del Ejército, los agentes cerraron todos los accesos a la colonia para sitiar a los agresores.

En el primer tiroteo murieron un agente federal y el chofer de un taxi que circulaba por la zona; la menor María Elena Nevárez Escobedo, de 13 años, quien en esos momentos viajaba en un autobús del servicio urbano, recibió un balazo en la cabeza y falleció cuando era trasladada al hospital.

Después de más de 40 minutos de fuego cruzado, personal del Servicio Médico Forense reportó el deceso de un presunto delincuente, quien junto con otros de sus cómplices se atrincheró en una casa de seguridad. También se informó que hubo dos heridos, aunque no se precisó si eran agresores, policías o civiles. La Fiscalía General de Durango reportó 11 detenidos, entre ellos un militar que había dejado las fuerzas armadas hace una semana, y el aseguramiento de armas.

Durante la madrugada del martes, en el municipio de Gómez Palacio fue encontrada una camioneta en la que había cinco personas con impactos de bala, de las cuales tres perecieron y dos sobrevivieron. Mientras, en un paraje del municipio de Tepehuanes, José Gabriel Reyes fue ultimado de varios tiros en la cabeza.

Iván Gándara Escárcega falleció al enfrentarse a balazos con custodios del penal de Aquiles Serdán que resguardaban al interno Salvador Valderrama Chávez –procesado por secuestro y delitos contra la salud– cuando era atendido en el Hospital Central de la ciudad de Chihuahua.

El vocero de la Fiscalía General del Estado, Carlos González, informó que Gándara Escárcega, junto con un cómplice, intentó rescatar a Valderrama Chávez cuando éste salía de una consulta médica. En el tiroteo, el recluso resultó herido. El otro pistolero huyó.

Asimismo, la jornada de violencia en Chihuahua incluyó 10 crímenes, ocho de ellos en Ciudad Juárez, incluidos el de Eduardo Iván Viezca Ramos, de 19 años, estudiante de ciencias políticas de la Universidad Autónoma de Chihuahua, campus Ciudad Juárez, y un joven de 18 años que lo acompañaba, aún no identificado.

Los cuerpos fueron encontrados la noche del lunes con múltiples impactos de bala y semicalcinados, en una camioneta quemada parcialmente –debido a que, según testigos, los sicarios les arrojaron tres bombas molotov.

En Sonora, un grupo armado ejecutó a tiros a Rodolfo Woolfolk, ex policía municipal de Navojoa, en un centro comercial de Ciudad Obregón, hecho en el que también perdió la vida un niño de 10 años que caminaba por el estacionamiento del lugar acompañado de sus familiares, quien fue alcanzado por una bala.

Este martes, el crimen organizado ultimó a otras 19 personas: cinco en Morelos, cuantro en Sinaloa, cuatro en Guerrero (tres de ellos hallados en igual número de fosas clandestinas del municipio de Teloloapan), tres en Nuevo León, dos en Jalisco y uno en Aguascalientes.

Rescatan a líderde secuestradores

La noche del lunes, Gabriela Muñiz Tamez, La Pelirroja, dirigente de una banda de secuestradores y extorsionadores, fue rescatada a unas cuadras del penal de Topo Chico, en Monterrey, por un comando que interceptó la unidad en que tres celadores la trasladaban al Hospital Universitario para una revisión médica. No hubo lesionados. La Procuraduría de Justicia de Nuevo León investiga al alcaide de la prisión, José Rodrigo Martínez, 58 custodios y al médico del reclusorio.

Jorge Domene Zambrano, vocero de seguridad del gobierno estatal, dijo que para el traslado de Muñiz Tamez, de 31 años, no se siguieron los procedimientos establecidos, ya que si bien se solicitó apoyo de tres patrullas y éste fue proporcionado, el personal del reclusorio salió hacia el Hospital Universitario antes de que llegaran las unidades, por lo que se indaga quién dio la contraorden.

Con información de Notimex

No hay comentarios.:

Publicar un comentario