08/12/2010

Filtraciones "confirman lo sabido"



Gabriel León, César Arellano, Fernando Camacho, Elizabeth Velasco, Gustavo Castillo y Ariane Díaz
Periódico La Jornada
Miércoles 8 de diciembre de 2010, p. 24

Las revelaciones de Wikileaks sobre México ponen de manifiesto la debilidad de las instituciones del país, y al mismo tiempo que el servicio exterior estadunidense desde hace tiempo se desempeña como espía, excediendo sus atribuciones diplomáticas aun para obtener información trivial, coincidieron en afirmar académicos, especialistas en transparencia, escritores y especialistas en seguridad consultados por La Jornada.

José Luis Piñeyro, experto de la Universidad Autónoma Metropolitana en las fuerzas armadas, aseguró que los cables divulgados de la embajada de Estados Unidos en México nada más refrendan lo que en los corrillos de gente enterada se dice: esa coordinación interinstitucional es muy endeble.

Dejarán heridas abiertas pero en los egos

De su lado, el escritor y catedrático español Camilo José Cela Conde aseguró que los documentos difundidos por Wikileaks probablemente dejen heridas abiertas, pero en los egos de los protagonistas, no creo que en las instituciones ni en los países, pues lo que ahora nos parece increíble era el pan de cada día para cualquiera que estuviera metido en la diplomacia.

Para el especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México en seguridad nacional Javier Oliva Posada, la percepción negativa hacia las fuerzas armadas se deben a que se han negado a formar parte del Comando Norte, por lo que los señalamientos, que podrían compartirse, se inscriben más en el ánimo de subordinar a las fuerzas armadas latinoamericanas que en encontrar canales de colaboración.

José Luis Valdés, ex director del Centro de Estudios sobre América del Norte de la UNAM, afirmó que las filtraciones de Wikileaks muestran aspectos que los ciudadanos de por sí tendrían derecho a conocer, por ejemplo la poca confianza que tiene Washington en el gobierno mexicano como socio en la lucha anticrimen.

De su lado, Eduardo Rosales, profesor e investigador de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, también de la UNAM, señaló que la acción de Wikileaks cayó como un meteorito en Estados Unidos, cuya onda expansiva está alcanzando a los gobiernos de prácticamente todo el mundo.

Fernando Tenorio, académico de la UAM y especialista en seguridad pública, indicó que en los documentos de Wikileaks, al ser diplomáticos, la información se queda muy modesta, porque la realidad sobrepasa lo filtrado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario