01/12/2010

Las campañas del Estado no son efectivas y no hay un programa nacional: Urbina

Lucha contra el Sida

Discriminación, homofobia, estigmatización y rezagos trazan un panorama desalentador

Existe una epidemia de ignorancia acerca de la enfermedad e insensibilidad de los médicos


Ariane Díaz
Periódico La Jornada
Miércoles 1º de diciembre de 2010, p. 20

En víspera de la conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, activistas de la misma causa negaron que el panorama sea alentador para la comunidad que padece la enfermedad, porque persisten la discriminación, el estigma y la homofobia, además de un rezago en las campañas de prevención implementadas por el Estado, que no han logrado ser efectivas.

David Urbina, fundador del Frente Nacional de Personas Afectadas por el VIH-sida, afirmó que al día de hoy no hay resultados tangibles que revelen una mejoría.

Señaló que no se puede abordar la epidemia solamente como una enfermedad, sino como una epidemia de ignorancia de la sociedad e insensibilización del personal médico, que nos sigue tratando como si fuéramos apestados. Pesa mucho más la homofobia, el estigma y la discriminación que el amor a su profesión.

Comentó que si bien la cobertura de medicamentos es más o menos amplia, hace falta informar a las personas la importancia de la detección temprana, pues la gente no acude al médico hasta que tiene problemas de salud.

Apuntó que la conmemoración de este día sirve para enfatizar lo que falta por hacer, tanto a los gobiernos como a las organizaciones civiles.

Aparte, Luis Adrián Quiroz, director de la asociación Derechohabientes Viviendo con VIH del Instituto Mexicano del Seguro Social, consideró que hay importantes rezagos en materia de prevención. Las campañas masivas son extremadamente tibias y se transmiten en horarios oficiales, es decir, a las dos de la madrugada; eso no tiene sentido, aseguró.

Destacó la ausencia de un programa nacional vinculante; así como la demora en el acceso universal a medicamentos, pues sigue habiendo problemas de desabasto en el sector salud.

Además, señaló que los organismos federales encargados de garantizar la no discriminación no han hecho absolutamente nada para crear unidades libres de estigma, discriminación y homofobia para atender a las personas que viven con VIH.

Por su parte, Margarita Dionisi, activista independiente que imparte pláticas y talleres desde hace seis años, consideró que la falta de prevención obedece no sólo a una equivocada estrategia de comunicación, sino a la falta de interés de la población para involucrarse en el tema.

Subrayó la importancia de hablar a la gente en su mismo idioma, esto es, con un lenguaje común que permita entender cabalmente el problema.

A su vez, Carlos García de León, director de Prevención y Participación Social del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/sida (Censida), reconoció que el gran reto de México es el fortalecimiento de la prevención y atribuyó a falta de presupuesto los escasos resultados en la materia.

Falta hacer campañas focalizadas, dirigidas a la población por segmentos y, por supuesto, más contundentes. En realidad lo que ha faltado son recursos, dijo.

Apuntó que se habían solicitado a la Cámara de Diputados alrededor de 800 millones de pesos para actividades de prevención, pero púnicamente recibieron 20 millones para ese rubro.

Estamos muy abajo, pero haremos el mayor de los esfuerzos, en concordancia con las ONG, para poder fortalecer la actividad preventiva, concluyó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario